Nota técnica obligatoria para los solicitantes de la PAC 2023 para la protección de cauces y acequias

La BCAM 4, regulada en el Real Decreto 1049/2022, establece la obligación de proteger los cursos fluviales contra la contaminación por percolación, filtración o escorrentía y para ello establece que:

 - En los cursos de agua, embalses lagos y lagunas se crearán franjas de protección a lo largo de los cursos de agua, que no podrán ser inferiores a 5 metros de ancho

- En los canales de riego importantes donde se pueda producir percolación de materias nocivas, las Comunidades Autónomas podrán ajustar este ancho, de acuerdo con las condiciones específicas de la zona.

- Las obligaciones de la BCAM 4, no afectaran a pequeñas acequias de riego u otras infraestructuras similares.

Por lo tanto, con el fin de establecer las dimensiones de los canales de riego en los que se puede producir percolación, se establece como norma general para el cumplimiento de la BCAM 4:

- Todos los canales de riego impermeabilizados y todas las acequias impermeabilizadas, quedan exentos del cumplimiento de la BCAM 4.

- Todos los canales de riego sin impermeabilizar y todas las acequias sin impermeabilizar, cuya lámina de agua sea menor a 1 metro, quedan exentos del cumplimiento de la BCAM 4.

- Todos los canales de riego sin impermeabilizar y todas las acequias sin impermeabilizar, cuya lámina de agua sea superior a 1 metro1 deberán mantener franjas de protección (con cubierta vegetal mantenida mediante siega y sin aplicar productos fitosanitarios, ni fertilizantes) de 1 metro. En el caso de que existan cultivos leñosos implantados no será necesario eliminarlos.

No obstante lo anterior, en caso necesario, para evitar la proliferación de plagas y enfermedades que constituyan un riesgo sanitario para los cultivos adyacentes, se podrá autorizar tratamientos fitosanitarios y labores superficiales de mantenimiento en dichas franjas de protección, determinando, en cualquier caso, las condiciones en que se hayan de llevar a cabo los mismos.

 

 

1 Por las características especiales del cultivo del arroz, dado que el caudal de agua es circulante en las parcelas donde se cultiva, el mantenimiento de las franjas de protección, en una dimensión de un metro, será obligatorio cuando los canales y acequias no impermeabilizados dispongan de una lámina de agua superior a 2 metros.

 

Volver