hectoralepuz

hectoralepuz

AVA-ASAJA pide la implicación de los ayuntamientos para reclamar ayudas por la sequía

Valencia, 3 de junio de 2024. El año hidrológico más seco y cálido en la Comunitat Valenciana desde que hay registros, con un déficit medio de lluvias del 73%, está causando unos efectos devastadores sobre la agricultura y la ganadería. Por ello, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) pide la implicación de los ayuntamientos, mediante la aprobación de una moción, para que reclamen al Gobierno español y a la Generalitat Valenciana una batería de medidas urgentes que permitan aliviar las pérdidas millonarias de los productores afectados por esta histórica sequía.

La moción presentada por AVA-ASAJA destaca entre sus demandas el establecimiento de ayudas directas; la aplicación del módulo cero en la declaración del IRPF del ejercicio 2024; un estudio de todas las necesidades hídricas de la Comunitat Valenciana, con mayor profundidad y con los consensos más amplios posibles; el impulso de la reutilización de aguas depuradas y la puesta en marcha de perforaciones de emergencia, así como canalizaciones a las explotaciones afectadas; una política hídrica que prevenga los ciclos de sequía y que contemple la construcción de infraestructuras para almacenar el agua cuando llueve y distribuirla a las zonas deficitarias cuando las necesitan; la mejora de los seguros agrarios para cubrir todos los riesgos climáticos; y la aprobación por parte del Consejo de Europa de las nuevas técnicas de edición genética para obtener cultivos mejor adaptados al cambio climático.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, asegura que “entre la falta de agua, las altas temperaturas y los constantes vientos de poniente muchos cultivos y ganaderías están contra las cuerdas. Hemos llegado a esta situación por la falta de previsión y de voluntad política en materia hidrológica. Y ahora son urgentes medidas para evitar la muerte de las plantaciones y el abandono de los campos, que se traducirían en más despoblamiento rural, incendios y desierto”.

 

Impacto dramático de la sequía

La primera producción que ha sufrido los estragos de la falta de precipitaciones son los cereales de invierno. Los productores redujeron la superficie sembrada en torno a la mitad de la habitual en otras temporadas. Y en la otra mitad sí sembrada la sequedad del terreno impidió la germinación del cereal, disminuyendo la producción entre un 60 y un 90%. Muchos campos ni siquiera se van a recolectar porque los costes superan a los ingresos previstos por tan escasa cosecha comercializada.

Los viticultores de secano, especialmente de las comarcas de Utiel-Requena, Los Serranos, la Vall d’Albaida y La Marina, prevén pérdidas cercanas al 90% de la próxima vendimia e, incluso, la muerte de las plantaciones más afectadas por el déficit hídrico. En esta época del año las viñas deberían mostrar brotes verdes de unos 80 centímetros de longitud. No obstante, muchas de las cepas no han brotado o tienen brotes de solo unos pocos centímetros que, o bien son devorados por los conejos, o están tan débiles que no producirán uvas.

Los almendros de las zonas interiores también se hallan en una situación de extrema sequedad, hasta el punto que muchos árboles están en fase terminal. Las estimaciones de cosecha en la Comunitat Valenciana calculan una disminución del 33% respecto al año pasado, que ya fue desastroso en términos de producción. De manera muy similar, los olivos presentan un aspecto amarillento con pocas aceitunas que van a traducirse de nuevo en un desplome de la cosecha, además en un contexto de altos precios del aceite de oliva.

Los agricultores de regadío están recurriendo al riego prácticamente durante todos los meses del invierno y la primavera, lo que implica un gasto adicional. En el caso de las naranjas, mandarinas y caquis, muchos árboles son más vulnerables a enfermedades y plagas. La falta de lluvias ha provocado una merma en las frutas de hueso. Las restricciones de riego que se están empezando a implementar en varios puntos de la Comunitat Valenciana contribuyen a empeorar las perspectivas de producción en multitud de cultivos.

La escasez de agua y pastos está incrementando los costes de producción en el sector ganadero. Los ganaderos de comarcas interiores como Els Ports están pagando el servicio de camiones para transportar agua a sus explotaciones. Ante tales sobrecostes, muchos advierten de que se verán obligados a sacrificar a los animales si no pueden seguir manteniéndoles.

 

Normativa de caza y fechas concretas de apertura y cierre correspondientes a los periodos hábiles de caza definidos para las distintas especies

La Conselleria de Medio Ambiente, con antelación al inicio de la temporada cinegética, ha publicado las fechas concretas de apertura y cierre correspondientes a los periodos hábiles de caza definidos para las distintas especies en la citada orden de vedas (los cuales habrán de regir en cada temporada), así como los días hábiles y condiciones específicas para cada modalidad de caza. En base al informe técnico sobre el estado de conservación de las poblaciones emitido por el servicio de Caza y Pesca, en el que se analiza cada situación particular a partir de sus niveles y tendencias, productividad y distribución geográfica, a fin de garantizar la sostenibilidad y plena compatibilidad de la actividad cinegética con el mantenimiento de las especies en un estado de conservación favorable, Previa consulta con las Comisiones Territoriales de Caza de Alicante, Castellón y Valencia, y oído el Consejo Valenciano de la Caza reunido el 15 de abril de este año.

En el documento adjunto aparecen los periodos hábiles de caza.

La sectorial de cítricos denuncia una segunda mitad de la campaña desastrosa con menos cosecha y peores precios

La sede de AVA-ASAJA acogió ayer la sectorial de cítricos que contó con la asistencia de decenas de asociados. Los asistentes no solo pudieron conocer cómo ha ido la actual campaña y los retos a los que se enfrenta el sector, también pudieron presenciar dos ponencias a cargo de Diego Gómez de Barreda, de la Universitat Politècnica de València (UPV) y Juanvi Roig de Koppert.

Los patos y jabalís se suman a los daños de los flamencos en los arrozales de la Albufera

Valencia, 31 de mayo de 2024. Las bandadas de flamencos rosas acaparan estos días la atención en el parque natural de La Albufera, tanto por su gran belleza como por los graves daños que causan en los campos recién sembrados de arroz. Sin embargo, los flamencos no son los únicos animales silvestres que preocupan al sector agrario. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) advierte de los perjuicios no menos negativos que provocan los patos, así como de la irrupción cada vez más evidente de los jabalís en los arrozales.

Anoche fueron fotografiados una decena de jabalís en un campo situado cerca del parque de bomberos de El Saler. El responsable de la sectorial del arroz de AVA-ASAJA, José Pascual Fortea, señala que “las piaras de jabalís, que crían y se multiplican muy deprisa, están llegando a los arrozales desde los campos abandonados más cercanos y la Dehesa de El Saler, donde debido a la sequía y los incendios el bosque no les provee suficiente agua y comida. El principal daño que pueden provocar sobre el cultivo consiste en que los jabalís se revuelquen en campos ya espigados, causando la muerte de las plantas y la pérdida de la producción en las zonas afectadas”.

En cuanto a los patos y otras aves como el calamón común o ‘gall de canyar’, AVA-ASAJA ha venido denunciando durante muchos años sus constantes ataques no solamente sobre los arrozales del parque, sino también contra los huertos de los municipios lindantes. Esta campaña la organización agraria ya constata los primeros destrozos en varios campos de arroz, lo que obligará a los agricultores a resembrar y, por tanto, asumir importantes sobrecostes.

AVA-ASAJA insiste a las administraciones en que establezcan una línea de compensaciones dirigida a los agricultores, en este caso a los arroceros, para aliviar las pérdidas sufridas por la fauna salvaje. Fortea subraya que “si queremos disfrutar de un parque natural en el que convivan fauna y agricultura, la sociedad y la clase política han de saber que eso tiene un coste y que es necesario compensar económicamente a las personas que más contribuyen a la preservación del paraje y, a su vez, se ven más perjudicadas por esta situación, es decir, los arroceros”.  

AVA-ASAJA denuncia ante la AICA la presunta venta a pérdidas de naranjas en LIDL

Valencia, 30 de mayo de 2024. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha interpuesto hoy una nueva denuncia ante la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA) para que investigue si Lidl comete una presunta venta a pérdidas en su venta de naranjas.

La cadena alemana emplea la naranja española en uno de sus folletos anunciando una oferta. Ofrece un descuento del 40% por 2 kg de naranja siendo el precio de 0,88 euros por kilo (€/kg). Esta drástica rebaja podría constituir una venta a pérdidas, ya que esa cantidad no cubre todos los costes de producción del campo al supermercado, es decir de los operadores comerciales y la distribución. Con este precio tan bajo, el productor es el principal afectado ya que está perdiendo dinero.

Actualmente, los agricultores perciben un precio medio de 0,25 €/kg por la variedad Navel Lane Late, según la Lonja de Cítricos de Valencia. Está cantidad se encuentra por debajo de los costes de producción, que se han disparado en los últimos años. Además, según el propio Ministerio de Agricultura los precios a la puerta de almacén ascienden a 0,90 €/kg en España, una cantidad superior a la que acaba de fijar Lidl en sus supermercados.

La organización agraria ya ha denunciado anteriormente ante la AICA a otra cadena de supermercados. El pasado mes, AVA-ASAJA recriminó que ALDI ofreciera un descuento del 24% de naranjas de las variedades Lane Late y Salustiana, a 0,89 euros por kilo. No fue la única vez ya que este mismo año la misma cadena alemana ofertaba naranjas Salustianas a 0,95 €/kg y arroz redondo a 1,09 €/kg, unos precios que también podrían representar una venta a pérdidas. Hasta ahora, la AICA no ha anunciado ninguna sanción por estas prácticas, por lo que la asociación solicita rapidez y una respuesta temprana a las denuncias presentadas.

AVA-ASAJA pide a las administraciones que promuevan una campaña de inspecciones de oficio a los principales operadores comerciales y cadenas de distribución "para evitar prácticas anticompetitivas y abusos comerciales que siempre perjudican a los productores". Además, insta a la AICA a investigar y, si es necesario, sancionar cualquier contrato de compraventa cuyo precio presente indicios de estar por debajo los costes medios de producción.

Aviso de daños en tronco y ramas de almendros

La Conselleria de Agricultura avisa de la presencia de almendros con troncos o ramas de buen tamaño que presentan un abultamiento y en algunos casos la corteza resquebrajada. Con el tiempo, la parte superior de la zona afectada se seca.

Al cortar la rama a esa altura aparecen los tejidos necrosados. Estos problemas suelen ser debidos a hongos que poco a poco colonizan los tejidos, de forma que impiden el transporte de fluidos en el xilema y el floema. Este tipo de hongos necesita alguna herida en la corteza para penetrar en la planta.

Por la altura a la que están los abultamientos, esas heridas pueden estar producidas por maquinaria de recolección con abanicos recolectores que tengan la parte de sujeción al árbol transmisora de la vibración en mal estado de mantenimiento, con falta de protección, de modo que al vibrar causan heridas en la corteza que favorecen la entrada de los hongos, al mismo tiempo que facilitan su transmisión de un árbol a otro.

Es muy importante, por tanto, cuidar el mantenimiento de los abanicos de recolección, especialmente la parte que sujeta el tronco/rama que transmite la vibración al árbol; el revestimiento protector debe estar en buenas condiciones. Otra medida adicional que podemos tomar es la desinfección de la parte del abanico que entra en contacto con el árbol, evitando la transmisión entre parcelas.

Adicionalmente, como medida cultural en explotaciones en regadío, es conveniente dejar de regar alrededor de quince días antes de la recolección para evitar que la corteza esté excesivamente tierna en ese momento.

AVA-ASAJA pide compensaciones por los daños de flamencos en los arrozales de la Albufera

Valencia, 29 de mayo de 2024. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) constata los primeros daños de esta campaña causados por los flamencos en los arrozales del parque natural de La Albufera. Desde hace unos días la población de flamencos está incrementándose, coincidiendo con la inundación y la siembra de los campos, y sus ataques ya han destrozado numerosas parcelas, por lo que los agricultores afectados van a verse obligados a replantar, con los sobrecostes económicos que esa labor extra supone.

Por ello, AVA-ASAJA solicita a las administraciones que establezcan una partida presupuestaria destinada a compensar los perjuicios económicos que provocan los flamencos y otras aves en el cultivo del arroz. El responsable de la sectorial del arroz, José Pascual Fortea, advierte de que “tenemos una fauna muy bonita, pero se ha convertido en una plaga dañina, y no es justo que beneficiándose toda la sociedad tengamos que soportarla unos pocos, los agricultores. Si de verdad queremos una Albufera viva, con flamencos y arrozales, la Administración debe proporcionar unas compensaciones dignas”.

El asociado de Pinedo, Isidro Navarro, es uno de los arroceros afectados por los nuevos ataques de flamencos. En su campo situado en el Racó de l’Olla, cerca de la reserva donde las bandadas suelen reunirse durante el año, los flamencos han causado estragos: “Los animales acuden en gran número a arrozales cuando están inundados y todavía no se observa claramente el verde de las plantas. Patean la tierra, escarban con el pico, sacan las raíces e impiden el desarrollo del cultivo. Ahora tendré que replantar mi campo si quiero tener cosecha. Yo entiendo y respeto a los ciudadanos que disfrutan con los flamencos, pero no debería ser a costa del bolsillo de los arroceros”.

El sector está utilizando prácticas aisladas para prevenir los ataques de flamencos, como la iluminación nocturna mediante señalizaciones similares a las empleadas en obras o la colocación de objetos que, mecidos por el viento, pueden ahuyentar a las aves. Sin embargo, la organización agraria reitera la necesidad de poner en marcha una estrategia integral que compatibilice la presencia de los flamencos con la sostenibilidad del cultivo del arroz, que desempeña una labor fundamental en la preservación de este espacio protegido.

Un buen manejo de la maquinaria mejora la eficiencia de los tratamientos y reduce el desperdicio alimentario

 

Uno de los factores que causan el desperdicio alimentario a pie de campo son las plagas y enfermedades que afectan a los cultivos. Para prevenir y combatir los ataques de estos patógenos, los agricultores realizan los tratamientos fitosanitarios que la Administración competente autoriza y, en ese sentido, el manejo de la maquinaria empleada supone un aspecto a tener muy en cuenta para mejorar la eficiencia de las aplicaciones y reducir el desperdicio alimentario.

Modificación de la Autorización Excepcional para la comercialización y el uso de SPINOSAD 48% [SC] P/V pare el control de Scirtothrips aurantii en caqui

Mediante una resolución la Dirección General de Sanidad de la Producción Agroalimentaria y Bienestar Animal modifica la Resolución de Autorización Excepcional de 24 de mayo de 2024 para la comercialización y el uso de los productos fitosanitarios formulados a base de SPINOSAD 48% [SC] P/V pare el control de Scirtothrips aurantii en caqui.

La recolección de las frutas de hueso pone de nuevo sobre la mesa el problema del desperdicio alimentario

 

Los agricultores se encuentran en estos momentos recolectando las variedades tempranas de melocotones, nectarinas, albaricoques, ciruelas, nísperos y otras frutas de hueso. Durante este proceso, los ‘collidors’ toman una decisión a pie de campo sobre qué frutos van destinados al operador comercial, que se encargará de confeccionar la mercancía para su transporte a los mercados, y qué frutos, en cambio, se quedan en el suelo porque no reúnen unas condiciones mínimas para su comercialización.

Página 8 de 399

 

Volver