Valora este artículo
(1 Voto)

Madrid, 2 de junio de 2023.- La Junta Directiva de ASAJA, reunida hoy en Madrid en sesión ordinaria, ha decidido pedir la dimisión de la vicepresidenta tercera del Gobierno por sus mensajes alentando al boicot de las fresas de Huelva. Una vez más, un destacado miembro del equipo de Gobierno de Pedro Sanchez infringe un duro e injustificado ataque al sector agrario de nuestro país y el propio presidente sorprende sumándose a la campaña de desprestigio.

Resulta inaudito que desde el propio Gobierno de la Nación se esté continuamente lanzando mensajes en contra de un sector económico de vital importancia como es el sector agrario español. La primera obligación de un gobernante es estar al lado de los ciudadanos que representa y salvaguardar y defender sus intereses. Esta ha sido la última agresión de este Gobierno que, recordemos, no duda en desprestigiar el trabajo de los  agricultores y ganaderos españoles, siempre que tiene oportunidad.

Digno de mención es el ataque a los ganaderos de este país que protagonizó el ministro de Sanidad, Alberto Garzón, en un medio británico como The Guardian al asegurar que España exporta “carne de mala calidad”. Celebres también resultaron las palabras de Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, que en una circular remitida a los inspectores de trabajo les instaba a que buscaran casos de “explotación laboral” o incluso “esclavitud” entre los empresarios agrarios.  

Ahora es la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, la que apoya una campaña ciudadana germana para que los supermercados de Alemania no vendan fresas de Huelva. Este apoyo de la vicepresidenta  al boicot de productos españoles es de todo punto inadmisible y constituye una clara agresión hacia miles de productores y sus familias que trabajan duro todo el año para sacar adelante sus explotaciones, generar riqueza y contribuir al desarrollo de las exportaciones del país.

El sector productor de fresa y otros frutos rojos contribuye a las exportaciones del sector agroalimentario con cerca de 600 millones de euros anuales y da trabajo, de manera directa, a 100.000 personas. Estas  producciones de frutos rojos de Huelva están reconocidas a nivel mundial y garantizadas como fruta de calidad, segura y saludable que se produce de forma sostenible, con las técnicas más eficientes y de máximo aprovechamiento de riego, reducción de plásticos y conservación del medio ambiente.    

Desde ASAJA instamos al presidente del Gobierno y a todo su gabinete a que no utilicen al sector agrario como arma arrojadiza en la confrontación política y se abstengan de  infringir más perjuicios a los productores. Las consecuencias de este tipo de declaraciones pueden ser desastrosas para un sector que pasa por momentos de graves dificultades e incertidumbres (sequía, inestabilidad de los mercados,  falta de rentabilidad de las explotaciones. bajos precios en origen, altos costes de producción y normativas lesivas).

Valora este artículo
(1 Voto)

Esta semana hemos recibido una nueva burla de Bruselas. Aunque ya es algo habitual, no deja de irritarnos y nuestro compromiso es denunciarlo para que no vuelva a ocurrir. La comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, ha respondido en nombre de la Comisión Europea a una pregunta formulada por el europarlamentario del Partido Popular, Juan Ignacio Zoido, en relación al Triciclazol, una materia activa fitosanitaria que Bruselas prohíbe usar en el arroz de la Unión Europea, pero que ahora quiere que los arroces de países terceros que vengan a la UE sí puedan usar, aumentándoles incluso el umbral de tolerancia de importación de 0,01 a 0,09 mg/kg.

El señor Zoido, atendiendo a la reivindicación de AVA-ASAJA, preguntó “qué justifica, a ojos de la Comisión, este cambio de postura”, si “es consciente del grave impacto económico y sanitario que tendría este medida para los productores europeos” y “qué líneas de ayudas prevé para los afectados si finalmente llegara a aprobarse”.

La contestación la hemos tenido dos meses después, con la agilidad que caracteriza a esta Comisión. La señora Kyriakides revela que “no se espera que la medida propuesta tenga un impacto negativo en la salud, ya que el nuevo LMR (límite máximo de residuos) es seguro para los consumidores”. Entonces, si es tan seguro y no perjudica a la salud, ¿por qué únicamente pretende permitir su uso a los arroces de fuera y no a los europeos? Si la excusa fuera su supuesto daño al medioambiente, ¿significa eso que a Bruselas le importa un bledo la contaminación que se genera fuera de Europa? ¿Acaso no sabe que hay un único planeta Tierra y que la contaminación que fomenta fuera acaba pasando factura al clima de Europa y de todo el mundo?

La comisaria también reconoce que este tipo de procedimientos tiene como objetivo principal “facilitar el comercio internacional”, que “no se requieren evaluaciones de impacto específicas” y que “no está prevista ninguna ayuda específica a los productores de la UE como consecuencia del nuevo LRM”. Vamos, lo que ya sabíamos, que el propósito de la Comisión –liderado por los países del centro y norte de Europa que no cultivan arroz– no es otro que facilitar aún más la entrada de las importaciones aunque sus intereses comerciales pisoteen la reciprocidad en el mercado, la lucha contra el cambio climático, la preservación de parques naturales como La Albufera que dependen del cultivo del arroz y la soberanía alimentaria europea.

Así que, cuando la Comisión, con el holandés Frans Timmermans a la cabeza, nos vengan con el Pacto Verde, culpabilizando a los agricultores y ganaderos europeos del efecto invernadero global, imponiéndonos una transición digital y verde imposible de cumplir, acuérdense del Triciclazol. Porque ejemplifica la hipocresía, la incoherencia, la inmoralidad y la estafa de esta Comisión Europea que, una vez más, perjudica a los agricultores europeos.

Cristóbal Aguado Laza

Presidente de AVA-ASAJA

Valora este artículo
(1 Voto)

Valencia, 1 de junio de 2023. El proyecto Life Vida For Citrus, formado por instituciones y entidades de España, Portugal, Francia e Italia, demostró hoy en la Finca Sinyent de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) los efectos positivos que sus múltiples innovaciones desarrolladas durante los últimos cuatro años han obtenido en el cultivo de los cítricos, especialmente para mejorar la adaptación al cambio climático y la prevención del Huanglongbing (HLB), que no tiene cura y constituye la enfermedad más letal de la citricultura mundial.

Valora este artículo
(1 Voto)

Valencia, 31 de mayo de 2023. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) advierte de que numerosas personas de la Comunitat Valenciana que perciben subvenciones procedentes de la Política Agrícola Común (PAC) están hallando en los datos fiscales de sus declaraciones de la renta ingresos duplicados por esta línea de ayudas agrarias, de manera que, en caso de no detectarse y subsanarse este error administrativo, los declarantes sufren una mayor penalización fiscal de la que les corresponde por ley.

Valora este artículo
(1 Voto)

Esta semana, además de las lluvias que han caído del cielo tras muchos meses de sequía, ha continuado la lluvia de reconocimientos que acumula la Huerta de Valencia. Nada más y nada menos la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha entregado a la Huerta de Valencia, junto a otros parajes singulares, el certificado como Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM).

Es un motivo de satisfacción recibir el máximo reconocimiento de la FAO, que se suma a otros homenajes, apoyos y buenas palabras. Es importante que los agricultores de la Huerta de Valencia se sientan valorados por la contribución económica, social y ambiental que generan. Que les digan que saben regar, mimar el suelo y producir alimentos con las máximas garantías de trazabilidad, calidad, frescura y respeto al medioambiente. Y que, gracias a ellos, y solo a ellos, este magnífico paisaje sigue vivo.

El problema es que sólo de reconocimientos no se vive, no se come. Además de los aplausos, las palmaditas en la espalda y los diplomas, los agricultores necesitan medidas complementarias que se traduzcan en precios dignos.

La Ley de la Huerta de Valencia, diseñada por el Botànic con una perspectiva absolutamente paisajística, naufraga y ahoga al agricultor. Desde que se constituyó el ente gestor de la Huerta de Valencia y a pesar de que todos los años se dota a esta entidad de fondos públicos para implementar el Plan de Desarrollo Agrario de la Huerta de Valencia, la situación de los agricultores es manifiestamente mejorable.

Hasta el momento se han regulado y establecido todas las limitaciones, restricciones y obligaciones de la Ley pero, en cambio, no ha llegado la compensación prometida, adecuada y necesaria para mejorar la rentabilidad de los productores de la Huerta de Valencia, como tampoco se ha puesto en marcha aún una marca de calidad que permita diferenciar la producción cultivada en este paraje singular.

Así que, enhorabuena por el nuevo reconocimiento de la FAO, y a ver cuándo llega la hora buena en la que los políticos trabajen de verdad para preservar la Huerta de Valencia y a sus agricultores, que son las personas que la hacen posible.

Cristóbal Aguado Laza

Presidente de AVA-ASAJA

Valora este artículo
(1 Voto)

Valencia, 24 de mayo de 2023. Las primeras estimaciones avanzadas por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) califican las lluvias como “muy esperadas y beneficiosas en líneas generales para la agricultura y la ganadería valencianas después de varios meses de sequía”, pero constata “los primeros daños en algunas explotaciones” y muestra “preocupación por la duración de la DANA ya que la excesiva humedad y la falta de radiación solar podrían provocar problemas en frutas de hueso, hortalizas de temporada, cítricos y uvas”.

Valora este artículo
(1 Voto)

23 de mayo de 2023.- La Unió Llauradora y AVA-ASAJA han conseguido hoy el compromiso por parte de la Conselleria de Agricultura para compensar este año los daños causados por la avifauna en los campos de arroz del Parc Natural de l’Albufera y reestablecer a partir de 2024 una línea de ayudas como las que ya había hace unos años.

Este es el principal resultado de la reunión celebrada hoy por una representación del sector arrocero de ambas organizaciones agrarias con el secretario autonómico de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Francisco Candela.

Para comprobar los daños originados esta campaña por la avifauna, fundamentalmente los flamencos, aunque también otras especies, se creará desde mañana un censo de parcelas dañadas. En unas semanas se analizarán los resultados y se plantearán las compensaciones para los productores. Para 2024 se espera ya tener de nuevo una línea de ayudas específica que compense los daños que la avifauna causa en los campos cultivados de arroz.

La Conselleria de Agricultura asume así las pérdidas económicas por la avifauna en la Albufera tras reconocer que este año han nidificado más de 14.000 flamencos en el Parc Natural que han provocado daños al cultivo.

Hay que señalar que en estos momentos los campos de arroz están recientemente sembrados o plantados y se observa una elevada incidencia de daños provocados por la avifauna. El arroz está sirviendo de alimento a las aves mientras que la numerosa población de flamencos que ha habido y hay en el Parque Natural de la Albufera, para comer insectos o las algas presentes en los campos inundados, pisan y filtran la tierra impidiendo el nacimiento y desarrollo de la planta. El movimiento de los flamencos en los fondos al comer impide así que crezca el arroz en los campos de cultivo.

El resultado de la acción de esta avifauna obligará a resembrar o replantar los campos de arroz afectados, hecho que supondrá un sobrecoste por esta tarea adicional y sin garantía que estas especies de avifauna no vuelvan a comerse o hacer desaparecer lo que se ha sembrado o plantado de nuevo.

El actual seguro del cultivo del arroz no ofrece una respuesta adecuada para cubrir este tipo de riesgos ocasionados por la avifauna porque, además de establecer una alta franquicia del 20%, la cobertura deja fuera los daños sufridos desde la siembra del arroz hasta que la planta llega al estado fenológico en el que tiene tres hojas. Esta fase inicial del cultivo es precisamente cuando se concentran los ataques de la avifauna, sobre todo de los flamencos.

La situación se ha agravado ante nuevos asentamientos durante los últimos años de colonias de flamencos que han nidificado en la Albufera, incluidos los procedentes de Doñana debido a la mayor inundación para cultivar arroz de los últimos años.

Valora este artículo
(1 Voto)

Valencia, 19 de mayo de 2023. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y LA UNIÓ Llauradora valoran de manera positiva que Espais Econòmics Empresarials (EEE) –participada por la Generalitat Valenciana y el Gobierno central– rectifique su posición, retire las demandas interpuestas por la vía Contencioso-Administrativa del Tribunal Superior de Justicia y acepte finalmente pagar el justiprecio propuesto por el Jurado Provincial de Expropiación a los propietarios de los terrenos de Parc Sagunt II donde se construirá la gigafactoría de Volkswagen.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, y el secretario general de LA UNIÓ, Carles Peris, subrayan que “la decisión anunciada por la Administración es la justa, la lógica y la que correspondía. Desde el principio hemos defendido que son los agricultores los que tenían el derecho de recurrir una estimaciones que consideraban muy bajas respecto al valor objetivo del suelo; resultaba surrealista que fuera la Administración la que recurriera la propuesta de un órgano de la propia Administración establecido para tal fin. Esta nueva posición evita que los agricultores sean los únicos que salgan perdiendo con la iniciativa empresarial de la gigafactoría, de la cual nos alegramos mucho, pero que debe ser positiva para toda la sociedad, incluidos los propietarios del suelo”.

Ambas organizaciones agrarias argumentan que las últimas sentencias relacionadas con procesos expropiatorios de ADIF están dando la razón a los agricultores porque los jueces tienen en cuenta la valoración del Jurado Provincial de Expropiación, el cual acredita los principios de legalidad, veracidad y acierto, y en el cual están representados expertos cualificados como un magistrado, un abogado del Estado, un notario, un interventor de Hacienda, un ingeniero agrónomo y un técnico de la Conselleria de Política Territorial.

“Si EEE hubiera mantenido su estrategia, seguramente habría perdido la batalla judicial, por lo que los propietarios hubieran cobrado tres o cuatro años más tarde y el próximo gobierno hubiera tenido que asumir, además de los gastos licitados de procuradores y abogados, la defensa de los expropiados y los intereses, en torno al 10% del total litigado, derivados del retraso de los pagos durante los años que durase el juicio. Era obligación de nuestros gobernantes evitar ese maltrato hacia los expropiados y ese derroche de dinero público”, aseguran los dirigentes agrarios.

 

Agilizar los pagos

La intensa campaña técnica, negociadora y reivindicativa de AVA-ASAJA y LA UNIÓ –que contempló incluso una movilización de afectados en Puçol el día antes del acto de colocación de la primera piedra de Volkswagen, presidido por el rey Felipe VI, bajo el lema “Sí a Volkswagen, pero no a costa del bolsillo de los agricultores”– ha logrado que un millar de agricultores perciban una cantidad razonable por sus tierras: “No era de recibo que estos propietarios se quedaran sin sus campos y sin dinero hasta que acabaran los juicios. Ahora dispondrán del dinero que corresponde para decidir lo que quieran”. En este sentido, y teniendo presente el retraso generado por la Administración, ambas organizaciones agrarias solicitan a EEE que agilice al máximo el pago del justiprecio a todos los expropiados.

Valora este artículo
(1 Voto)

Valencia, 16 de mayo de 2023. El Comité Permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos (SCoPAFF) no obtuvo la mayoría cualificada para aprobar el proyecto de texto de la Comisión Europea que pretendía aplicar a los arroces importados desde terceros países un aumento de 0,01 a 0,09 mg/kg del Límite Máximo de Residuos (LMR) del Triciclazol, a pesar de tratarse de una sustancia fitosanitaria cuyo uso está prohibido para los arroceros de la Unión Europea.

Página 11 de 138

 

 

 

Volver