El proyecto PRE-HLB apremia a la UE a “estar lo mejor preparados para el HLB: sería el infierno”

Valencia, 29 de septiembre de 2023. El consorcio de 24 entidades de Europa, Asia y América que conforma el proyecto PRE-HLB instó hoy, durante una jornada celebrada en la Finca Sinyent, a que todas las autoridades de la Unión Europea “estén lo mejor preparadas posible para tratar de evitar la llegada de los vectores y de la enfermedad del Huanglongbing (HLB), porque sería el infierno, un antes y un después en nuestra citricultura, que podría destruir el cultivo de los cítricos como ya lo ha hecho en otras regiones del mundo como California”.

El investigador del CSIC, Leandro Peña, destacó en la inauguración del acto, al que asistieron más de 100 personas, que “el demonio está cada vez más cerca y cuando llegue podrá ser demasiado tarde”. No en vano, el vector Trioza Erytreae se encuentra en el norte de España y en Portugal, próximo a los cítricos de Huelva, mientras que el vector Diaphorina citri (“más peligroso aún por su adaptación al clima mediterráneo”, según Peña) se ha detectado en Israel y ahora en Chipre, ya en territorio de la UE, de una manera extensa. Por ello, apremió a “actuar ya, adoptando un plan de contingencia integral, que cuente con el favor del agricultor y que apueste por medidas a corto y largo plazo, como la biotecnología para hallar variedades resistentes a la enfermedad”.

Por su parte, el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, concretó que “este protocolo debe establecer normas de actuación a todos los agentes implicados (productores, administraciones, técnicos y comercios) e incluso a la sociedad en general, porque podría ocurrir que el HLB llegara a un jardín público o privado. Durante los cuatro años de este proyecto hemos acumulado mucho conocimiento en varios continentes que hemos llevado a Europa. Ahora tenemos un tiempo precioso que no debemos desaprovechar”.

Durante la clausura, el secretario autonómico de Agricultura, Javier Bartolomé, resaltó que “nos queda por delante mucho trabajo tanto de investigación como de comunicación, ya que los agricultores y ciudadanos han de conocer la gravedad del asunto y las implicaciones que comporta a todos. Desde la Conselleria vamos a ofrecer trabajo, presupuesto y voluntad”.

El investigador del IVIA, Toni Vicent, quien detalló las características del HLB, subrayó que “después de las últimas detecciones de los vectores en la UE, el riesgo de que acabe llegando el HLB ha aumentado exponencialmente”. En este sentido, además de abogar por la prevención, explicó las diferentes estrategias que han mostrado algunas de las principales potencias citrícolas para afrontar el HLB. Por ejemplo, California lleva diez años realizando una eficaz barrera de contención y agrupando tratamientos coordinados mediante materias activas cuyo uso está prohibido en la UE. En cambio, la industria citrícola de Florida está prácticamente extinguida a pesar de haber gastado dos billones de dólares en investigación y en prácticas que no han contribuido a la detención de la enfermedad.

Juliano Ayres, investigador de Fundecitrus, expuso la experiencia de Brasil en la lucha contra el HLB, donde desde su detección en 2005 ha enfermado al 38% de los árboles: “Hemos mantenido la producción citrícola (la mayoría se destina a zumo y no necesita tanta calidad como el mercado en fresco) a través del control del material vegetal, la eliminación de árboles infectados y tratamientos insecticidas coordinados para reducir el vector”. Sin embargo, ante la aparición de resistencias, Ayres subraya la necesidad de “seguir avanzando en la biotecnología”.

Vicent Dalmau, de la Conselleria de Agricultura, reiteró que “cualquier gasto en prevención es el que mayor beneficio tiene” y enumeró las propuestas del proyecto PRE-HLB: establecer áreas de gestión en zonas pequeñas (comarcas), medidas para limitar el movimiento del vector durante el transporte de frutos desde el campo, eliminar parcelas de cítricos abandonadas dentro de la zona demarcada e impulsar la cría masiva y liberaciones de Tamarixia radiata para el control del vector Diaphorina citri, entre otras.

Los investigadores Alberto Fereres (CSIC) y Rapahel Morillon (CIRAD de Francia) ahondaron en los resultados de las experimentaciones desarrolladas que, siguiendo las directrices comunitarias, han incidido en el respeto al medio ambiente. La instalación de mallas fotoselectivas, plásticos plateados y blancos y partículas de caolín reducen el aterrizaje y asentamiento de vectores transmisores del HLB. En materia de control biológico, la suelta de Tamarixia dryi minimiza la población del vector Trioza erytreae en Galicia y Portugal. Además, se ha testado el grado de eficacia contra vectores de insecticidas naturales y biológicos.  

Por último, Iván Lütolf presentó una aplicación móvil diseñada por Locatec Aplicaciones Informáticas que los agricultores podrán utilizar de manera sencilla para identificar el HLB y sus vectores mediante la inteligencia artificial. El proyecto PRE-HLB está financiado por el Horizonte 2020 de la UE.

 

 

 

Volver