Tecnología, sostenibilidad, plagas y reciprocidad con las importaciones, puntos calientes en la citricultura española

Valencia, 6 de junio de 2023. Los avances tecnológicos, la transición digital y verde que marcan las políticas europeas o las estrategias de lucha contra plagas y enfermedades pueden marcar la diferencia a la hora de asegurar la continuidad de la citricultura española. De todo ello se debatió en la Jornada Agrícola Café ‘El futuro de los cítricos’, organizada el 6 de junio en Valencia por Grupo Editorial Agrícola–Henar Comunicación, junto con la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA).

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, destacó la trascendencia del sector citrícola valenciano y puso el foco en las dificultades asociadas a las políticas y normativas europeas, como la obligatoriedad de implementar el cuaderno digital de explotación. “Valencia produce alrededor de 4 millones de toneladas cuando tenemos una buena cosecha. Europa produce 11 Mt y tiene un potencial de 12-13 Mt”. La política europea “debería tener en cuenta esas magnitudes”, señaló Aguado, que hizo referencia a las duras declaraciones realizadas por el director general del COPA-Cogeca, Pekka Pesonen, quien, en una reciente reunión en Bruselas, acusó a la Comisión Europea de querer “destruir al productor agrario europeo con todas sus exigencias, que en ningún momento contemplan la reciprocidad”.

En la ponencia inaugural, el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Roger Llanes, abordó cómo será el futuro de la producción citrícola y su evolución. Con la vista puesta en ese futuro, la Generalitat Valenciana presentó el pasado marzo el Plan Integral Citrícola de la Comunidad Valenciana, pensado para mejorar la rentabilidad de las explotaciones. A tal fin, cuenta con seis líneas estratégicas con acciones específicas para relanzar un sector que representa “un tercio de la producción final agraria de la Comunidad Valenciana”.

La nueva citricultura

Una primera mesa de debate analizó las bases de la nueva citricultura, haciendo hincapié en los avances tecnológicos y las políticas europeas dirigidas a la transición digital y verde. Participaron en ella José María Gil Martínez, jefe de producto - Áreas verdes, tractores compactos y especiales de Kubota; Vicente Navarro, gestor cultivo de Cítricos y Subtropicales en Fertiberia Tech; y José Francisco Sales, responsable técnico de AVA-ASAJA; con la moderación de Ana Díaz, subdirectora Grupo Editorial Agrícola-Henar Comunicación.

En esa citricultura de presente y de futuro, empresas como Kubota acercan la tecnología a los productores: “Nuestro trabajo es formar a nuestra red de concesionarios y a los agricultores para que puedan aprovechar la tecnología para ser rentables y competitivos”, afirmó José María Gil. “La tecnología está para ahorrar costes y tener una mayor producción y un mayor respeto al medio ambiente”. En este sentido, dentro de su gama de atomizadores Kubota ofrecen “el sistema H3O”, que facilita la aplicación de las dosis de insumos que necesita el cultivo “y que haya la menor deriva posible”.

En cuanto a la tecnología que conllevan los fertilizantes, Vicente Navarro, explicó que “va en dos líneas: la protección física-química y la bioestimulación que podemos generar en la planta para optimizar el nutriente que estamos aportando”. En relación con la protección física, Fertiberia Tech cuenta con la tecnología Duo Pro en su gama de abonos sólidos”. En bioestimulantes, ofrecen “tres tecnologías para citricultura. La más novedosa, la tecnología Care, que nos permite hablar con la planta y generarle los estímulos que va a necesitar frente a los ataques que puede sufrir, es un apoyo al fitosanitario”.

Desde el punto de vista de los productores, el representante de AVA-ASAJA incidió en las dificultades que va a suponer la entrada en vigor del cuaderno digital de explotación. “No entendemos por qué el MAPA lo quiere poner en marcha en España primero, cuando Europa lo establece como obligatorio en 2026”. En este sentido, José Francisco Sales pidió formación por parte de las administraciones para facilitar a los productores la adaptación a esa digitalización.

Sanidad vegetal y reciprocidad

El segundo y último debate de la jornada versó sobre la lucha contra las plagas y enfermedades, la disponibilidad de materias fitosanitarias y la falta de reciprocidad con las importaciones. Con la participación de Juan Salvador Torres, secretario general de AVA-ASAJA; Antonio Quintana Martínez, director general de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Generalitat Valenciana; José Carbonell Castelló, secretario técnico del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Levante; Mª Pilar Fos, directora de Intercitrus; e Ismael Navarro, agricultor. Moderó Jesús López, director ejecutivo Grupo Editorial Agrícola-Henar Comunicación.

Ante la reducción de materias activas que impone la normativa y las estrategias comunitarias, sobre la mesa quedó claro que son posibles otras alternativas para hacer frente a las plagas que amenazan los cultivos de cítricos, pero es necesario contar con el tiempo de adaptación suficiente para asegurar su eficacia y para seguir investigando en nuevas soluciones, algo que, en el caso de la UE, no se está teniendo en cuenta.

Asimismo, es necesario mejorar la información al consumidor, para aumentar su concienciación y el valor añadido de consumir productos europeos frente a los extracomunitarios.

“Profesionalización, futuro, resiliencia, unión y reto” fueron las palabras elegidas, como conclusión, por los integrantes de esta mesa redonda para definir el futuro de la citricultura en la Comunidad Valenciana.

“El futuro pasa por la profesionalidad, pero no solo de los agricultores, sino de todos los eslabones que participan en la cadena alimentaria que producimos naranjas”, afirmó Cristóbal Aguado en la clausura del encuentro.

Esta jornada, organizada por Grupo Editorial Agrícola-Henar Comunicación, junto a AVA-ASAJA, Agroalimentaria, estuvo patrocinada por Fertiberia Tech y Kubota, con Bayer como colaborador.

 

 

 

Volver