AVA-ASAJA apoya y se solidariza con los cazadores que se manifiestan este sábado en Valencia

Valencia, 4 de mayo de 2023. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) apoya y se solidariza con el colectivo de los cazadores que este sábado 6 de mayo se manifestarán en la ciudad de Valencia para reclamar a las administraciones la puesta en marcha de soluciones a los graves problemas que acucian a la caza y a los sectores estrechamente relacionados del medio rural como la agricultura y la ganadería.

La asociación presidida por Cristóbal Aguado alerta de que “la situación en el campo es dramática por los daños y la preocupación que genera el exceso de fauna salvaje, principalmente jabalíes, conejos, cabras montesas, corzos, avifauna, etc. Sabemos que sin cazadores no lograremos reducir esta superpoblación, los necesitamos y, por tanto, respaldamos sus reivindicaciones y pedimos que su labor sea justamente reconocida tanto por la Administración como por el conjunto de la sociedad”.

Sin embargo, agrega Aguado, “la caza es solo parte de la solución, como lo son las jaulas para jabalíes, y lo que necesitamos de manera urgente es que la Administración, además de potenciar la actividad cinegética, tome medidas complementarias a través de un plan consensuado, ambicioso e incentivador que permita de verdad revertir la tendencia de la fauna silvestre, de tal modo que se alcance una compatibilidad razonable entre la actividad económica, la gestión animal y la preservación del territorio”.

Respecto a la manifestación convocada por la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana, AVA-ASAJA considera que “se trata de un día importante al que toda persona que considere oportuno acudir se sume para elevar la voz. El mundo rural estará presente con una multitudinaria asistencia, donde muchos cazadores comparten la actividad agraria como su medio de vida. A algunas personas que viven en las ciudades les cuesta mucho escuchar y entender el mensaje de auxilio de los sectores rurales porque están intoxicadas por un discurso del ecologismo radical que no es objetivo y que no detecta el problema que hay en realidad”.

Según estimaciones de AVA-ASAJA, las pérdidas sufridas en el sector agropecuario valenciano durante el último año superaron los 40 millones de euros tras incrementarse un 15% respecto al pasado ejercicio. La última especie que está incrementado su presencia son las garrapatas, que causan fuertes molestias a las personas y las mascotas que viven en el medio rural. Pero las consecuencias negativas van más allá y acaban afectando a la totalidad de la sociedad: pérdidas de cosechas, rotura de infraestructuras, transmisión de enfermedades, accidentes de tráfico, ataques a personas, etc.

“¿Si algún familiar muriera en un accidente por culpa de un jabalí o cualquier otro animal salvaje, todavía te parecería bien que los políticos no hicieran nada por revertir la superpoblación anormal de fauna salvaje que sufrimos? Se trata de un problema que produce muchos perjuicios, tanto económicos como de salud y de seguridad, que pueden llegar a afectarnos a todos. Y por tanto los políticos tienen que implementar actuaciones y no desentenderse como si no ocurriera nada”, indica Aguado.

 

 

 

Volver