AVA denuncia que el Gobierno sitúa a los agricultores en máxima debilidad ante la industria

 

 

AVA-ASAJA denuncia que el Gobierno español está negociando en Bruselas una reforma de la OCM de Frutas y Hortalizas que sitúa a los agricultores en una situación de máxima debilidad ante un contrato obligatorio con la industria, al pretender mantener no solo la obligatoriedad del mismo sino también las fechas de contratación al día 1 de noviembre.

 

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, explicó que el Ministerio de Agricultura “ya está poniendo las bases para poner en marcha una nueva campaña citrícola de auténtico desastre”. En este sentido, “mantener las fechas de contratación es una traba más que recorta la libertad del agricultor y le resta capacidad de negociación ante un contrato ruinoso”. 

 

Aguado indicó que la OCM hortofrutícola “seguirá impidiendo la mejor gestión del traslado de cítricos a la industria, que debería hacerse cuando los productores lo crean conveniente y dependiendo del equilibrio de la oferta y la demanda en el mercado en fresco”. 

 

Asimismo, el presidente de AVA-ASAJA destacó que “la posible simplificación de los controles en la entrega a la industria puede generar un aumento de irregularidades con solo una consecuencia: que salga perjudicado el agricultor”.

 

 

 

Volver