AVA advierte que las explotaciones ganaderas han perdido un 40% de rentabilidad en apenas dos años

La Asociación Valenciana de Agricultores advierte que las explotaciones ganaderas de la Comunitat Valenciana han perdido un 40% de rentabilidad en apenas dos años a causa principalmente de la caída en un 10% del precio de la leche y el aumento en un 20% de las materias primas para alimentación del ganado. AVA-ASAJA estima que una granja valenciana media, con 400 ovejas y 150.000 litros anuales, percibirá aproximadamente 24.000 euros menos que en años anteriores.

     

Un ganadero dejará de ingresar 8.500 euros menos al final de año por la venta de leche de oveja y 6.000 euros menos por la venta de carne de cordero, al tiempo que añadirá 8.000 euros en costes de alimentación y más de 1.500 euros en subidas del precio de carburantes, mano de obra y medicamentos. 

 

De igual modo, la organización agraria calcula que una explotación de 300 cabras apenas podrá sobrevivir con una renta de 9.000 euros anuales, cuando hace dos años podía obtener unos beneficios anuales de 25.000 euros. El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, incidió en el “gran esfuerzo que los ganaderos están haciendo en modernizar sus explotaciones y en ofrecer la máxima seguridad alimentaria a los consumidores”.

 

En efecto, es necesaria una inversión de 700 € por animal para cumplir con las normativas de seguridad y salud, medioambiente y bienestar animal.  Aguado señaló que las administraciones “han de implicarse y defender a los ganaderos, que se encuentran desprotegidos ante las constantes bajadas de precios e incrementos de costes, tanto en materias primas como en cumplimiento de normativas”.

 

Además de precios justos para el ganadero, el dirigente agrario exigió al Gobierno que “trabaje duro para mantener al máximo las ayudas de la PAC y que adapte los módulos del IRPF a la rentabilidad real”. Según estimaciones de AVA-ASAJA, el 80% de las explotaciones ganaderas actuales están abocadas a la desaparición si en 2012 se produce la apertura de mercados con la desaparición de las ayudas de la PAC.

 

 

 

Volver