AVA y La Unió piden a Generalitat y Gobierno central una moratoria de los préstamos por las heladas y pedrisco de 2005

 La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y LA UNIÓ-COAG solicitan a la Conselleria de Agricultura y al Gobierno central una moratoria de un año del pago del capital pendiente y el pago de los correspondientes intereses de los préstamos por las heladas y el pedrisco que afectó a la Comunitat Valenciana en 2005, ante la grave crisis por la que atraviesan los agricultores y la obligación de devolver capital e intereses a partir del próximo mes de mayo.

  

Ambas organizaciones profesionales agrarias consideran que dada la dramática situación por la que atraviesa el sector va a resultar muy difícil afrontar el pago de estas cuotas, porque que en caso de hacerse repercutirían aún más en acentuar la baja rentabilidad de los profesionales agrarios. 

 

LA UNIÓ-COAG y AVA-ASAJA creen que las dos Administraciones implicadas, por encima de los posibles desencuentros que puedan tener, deben ponerse de acuerdo en estos momentos para hacer posible una moratoria de un año del pago del capital pendiente y hacerse cargo de los correspondientes intereses de los préstamos. 

 

Entre las ayudas establecidas en su día para paliar los efectos de las heladas y el pedrisco se encontraba la solicitud de préstamos bonificados para los afectados por estas incidencias climatológicas. Una de las condiciones de estos préstamos era un año de carencia, periodo que se cumplió el pasado mes de noviembre, teniendo así la obligación los prestatarios de empezar a devolver capital e intereses a partir del próximo mes de mayo. 

 

Tanto AVA como LA UNIÓ demandan así mismo, para evitar una mayor pérdida de renta para los agricultores valencianos, la exención del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza rústica del ejercicio 2007, así como la condonación de las cuotas de la Seguridad Social del Régimen Especial Agrario. 

 

Las organizaciones agrarias apelan a la resolución del Ministerio de Agricultura sobre los precios percibidos por los agricultores y ganaderos, en la que se detalla que la cotización de los cítricos ha bajado más de un 27% respecto 2005, las hortalizas más de un 11%, las frutas más de un 9%, el vino casi un 3%, y en el caso de la ganadería, los precios de ovino para abasto en 2006 descendieron casi un 6% respecto el año anterior, y la leche un 2%. 

 

Por último, y ante la apertura del plazo de declaración del impuesto sobre la renta, reclaman la aplicación de un módulo cero en el ejercicio fiscal 2006 para los agricultores y ganaderos afectados por crisis de precios de la Comunitat Valenciana.  

 

Las heladas de 2005 provocaron pérdidas económicas en el campo valenciano cercanas a los 1.000 millones de euros y los siguientes años han aumentado las mismas hasta llegar a la campaña actual donde la rentabilidad por ejemplo de los citricultores ha sido nula o incluso negativa.

 

Volver