AVA denuncia que el 80% de los campos de cebollas han sido rotovatados para no ‘regalar’ la cosecha

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) denuncia que, al menos, el 80% de los campos de cebollas situados en el Camp de Turia han sido rotovatados para no ‘regalar’ la cosecha. La mayoría de los agricultores del Camp de Turia -la comarca productora de cebolla por excelencia de la provincia de Valencia- se han visto obligados a dejar sus campos sin recolectar ante precios de auténtica ruina y, en consecuencia, han destruido y mezclado la producción con la tierra de cultivo.

 

 

Pese al descenso de un 25% de la producción respecto a la campaña anterior en la Comunitat Valenciana, en el tramo final de la recolección los precios en origen se han hundido a 0,03-0,06 €/kg, cuando los costes de producción han aumentado a 0,20 €/kg por el brutal encarecimiento de los fertilizantes, el gasóleo agrícola, etc.  

 

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, señala que “no es tolerable que los productores de cebolla pasen por estas dificultades por no percibir un precio justo que les permita cubrir costes y obtener un margen de beneficios, como ocurre en cualquier actividad profesional”. 

 

El precio de la cebolla supera los 0,65 €/kg en los puntos de venta al público, lo que supone un descenso del 10% en el último año, según fuentes del Ministerio de Industria y Comercio. “Aunque ahora parezca que el precio de venta es bueno, a largo plazo los consumidores pagarán mucho más de lo poco que ahora ahorran si los agricultores abandonan el cultivo, escasea la producción a nivel mundial y pasamos a depender exclusivamente de países terceros”, asegura Aguado.

 

Volver