AVA-ASAJA reclama a la Administración que dé tiempo suficiente para pedir las ayudas al arranque de la vid

 

AVA-ASAJA reclama tanto a la Administración cen­­­­­tral como a la autonómica que concedan a los viticultores valencianos un tiempo pru­­­­dencial para poder presentar las solicitudes para las ayudas al arranque v­o­lun­ta­rio de las viñas. El retraso por parte del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Ma­ri­no en la publicación del Real Decreto para regular este proceso está aumen­tan­do la in­­­­certidumbre entre los productores afectados. Por su parte, la Conselleria de Agri­cul­­­­­tura ya tiene habilitada la aplicación informática para la captura de solicitudes.

 

 

 

Así, AVA-ASAJA recomienda a los afectados que se acerquen a las Ocapas y a las oficinas de esta organización y presenten cuan­to an­tes la documentación per­ti­nente para que, en cuanto se dispongan de la regula­ción ne­­­­­­cesaria, sean tramitadas las peticiones con la mayor celeridad. 

 

 

Las ayudas por abandono de viñas fue una de las medidas aprobadas en la última reforma de la Organización Común del Mercado (OCM) del Vino para re­gu­lar el po­tencial productivo. Para la eliminación voluntaria de hasta 175.000 hectáreas de vi­des en toda la UE, la OCM dispuso una partida para la primera de las tres cam­­­­­­­pa­­­­­ñas en la que esta medida se aplicará de 464 millones de euros. Y será pre­ci­sa­men­­te esta primera temporada, la de 2009/2010 y cuyo periodo de solicitud se ul­­ti­ma aho­ra, la que concentre la mayor parte del presupuesto. Los in­cen­ti­vos para el arran­­­­que dependen de los rendimientos de la zona, por lo que se estima que en la Co­­­­­­­­­­munitat estas ayudas puedan situarse entre 4.500 y 5.500 euros/ha. En este sen­ti­­­­do, tendrán prioridad en el acceso a estas subvenciones los viticultores propietarios ma­yores de 55 años y cuyo arranque afecte a toda su explotación. 

 

 

La asociación agraria pide al Gobierno central que publique a la mayor bre­ve­dad el decreto pendiente y al autonómico que conceda en torno a un mes para que los viticultores puedan presentar las solicitudes. Pese al retraso en su pu­bli­ca­ción y las complicaciones que conlleva entrar en periodo vacacional, el reglamento de la UE estableció el 15 de septiembre como fecha límite para cumplimentar la tra­mi­tación, por lo que aún se cuenta con un cierto ‘colchón’ de tiempo. “Sería lamentable que la burocracia hiciera perder ayudas a un sector tan maltratado como éste”, advierte el presidente de la organización agraria, Cristóbal Aguado. 

 

AVA-ASAJA ha puesto a disposición de sus socios las oficinas de Valencia y todas sus delegaciones para poder realizar ya las declaraciones ‘provi­sionales’, que serán cursadas cuando se publique el real decreto.

 

Volver