El sector agrario obtiene otra victoria en el PE que vota a favor de las nuevas técnicas genómicas

Valencia, 7 de febrero de 2024. En una decisión histórica, el pleno del Parlamento Europeo respaldó hoy el uso de las nuevas Técnicas Genómicas (NGT), en la misma línea que habían votado anteriormente las Comisiones de Agricultura y de Medio Ambiente. El sector agrario europeo obtiene así otra victoria en las instituciones comunitarias motivada por el largo e intenso trabajo reivindicativo de las organizaciones profesionales agrarias.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), tanto de manera directa como a través de ASAJA, el COPA-COGECA y la Alianza por una Agricultura Sostenible (ALAS), ha liderado una duradera campaña informativa y reivindicativa dirigida a los representantes políticos con competencias en agricultura. Cristóbal Aguado, presidente de AVA-ASAJA, afirma que “sería increíble que el CRISPR, un invento de un alicantino, Francis Mojica, se hubiese aplicado exitosamente en todas las potencias agrarias del mundo excepto en el continente en el que se creó. Esta tecnología va a permitir a la UE subirse por fin al tren de la innovación y obtener cultivos mejor adaptados al cambio climático, con menos necesidades de productos fitosanitarios y más económicos para el bolsillo de los consumidores. Es una medida beneficiosa no solo para el campo, sino para el conjunto de la sociedad europea”.

La aprobación de regulación de las Nuevas Técnicas Genómicas marca un paso trascendental para el sector agroalimentario europeo, evitando que se quede atrás en materia de innovación tecnológica frente a los países competidores. El CRISPR resulta la herramienta más eficaz en el camino hacia una agricultura más sostenible y productiva.

AVA-ASAJA recuerda que este era uno de los compromisos adquiridos por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, con el COPA-COGECA, que incluye la organización española ASAJA, en el transcurso de la reunión del pasado 1 de febrero en Bruselas. Sin embargo, reitera la necesidad de cumplir otras promesas lanzadas como simplificar la Política Agrícola Común (PAC) antes del próximo Consejo de Agricultura Europeo, no cerrar el acuerdo de Mercosur sin garantizar las cláusulas espejo o cambiar el estatus del lobo a especie cinegética, entre otras reivindicaciones que garanticen una rentabilidad digna.

 

Volver