hectoralepuz

hectoralepuz

Día de Europa: La movilización de las comunidades agrarias y rurales es esencial para las elecciones de junio

El Día de Europa de este año se celebra en un contexto especial, entre el final de una legislatura muy particular dominada por las crisis y el periodo de campaña electoral en el que entramos. Del 6 al 9 de junio, 400 millones de electores europeos decidirán sobre nuestro futuro común.

Este 9 de mayo es, por tanto, una oportunidad para hacer balance del mandato pasado y explicar por qué los próximos años serán tan fundamentales en Bruselas, sobre todo en materia agraria.  

A través de nuestros respectivos mandatos en el seno del Copa y de la Cogeca, hemos tenido la oportunidad de observar, de cerca, el funcionamiento de las instituciones y la importancia de las decisiones que allí se toman a lo largo del mandato de Ursula von der Leyen en la Comisión Europea. 

Las sucesivas crisis desde marzo de 2020 han obligado a los dirigentes europeos a revisar su planteamiento: El COVID, la guerra de Ucrania, el arma de la seguridad alimentaria blandida por Putin, la inflación y la repetición de fenómenos meteorológicos extremos han demostrado que nuestra agricultura es un sector a la vez esencial, estratégico y vulnerable. En cada ocasión, Europa ha demostrado estar en el nivel adecuado para actuar y ha sabido reaccionar con rapidez, ya sea a través del plan de la UE para la próxima generación, de su estrategia de independencia energética y seguridad alimentaria o, más recientemente, de sus propuestas de simplificación de la PAC. Estas diferentes estrategias, aprobadas por 27 Estados miembros, a veces en cuestión de semanas, han sido verdaderas proezas, que habrían sido imposibles de aplicar sin una buena coordinación entre nuestras instituciones de la UE. 

Durante este mandato, lo más llamativo para nosotros ha sido el cambio de paradigma que se ha producido en materia agraria. Hemos pasado del enfoque dogmático y vertical " de la granja a la mesa" en las primeras fases del mandato, a un mayor diálogo y un planteamiento más estratégico de las cuestiones agrícolas en los últimos meses. Más allá del despliegue político, "de la granja a la mesa" mostró rápidamente los límites de una visión sin evaluación ni reflexión sobre la aplicación. Este método problemático fue reconocido en primer lugar por la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que decidió en septiembre de 2023 lanzar un "Diálogo estratégico para el futuro de la agricultura", actualmente en curso en Bruselas. 

Sin embargo, seamos muy claros: muchos textos no se han concluido en el marco de este mandato, lo que deja una serie de preguntas sin respuesta, ya sea sobre los productos fitosanitarios o sobre el bienestar de los animales, sobre las que la próxima Comisión y el próximo Parlamento deberán pronunciarse. Este cambio de método deberá confirmarse en estas cuestiones después de las elecciones. Seguir con la ideología o la polarización estéril sería perder un tiempo precioso. 

Junto al trabajo de la Comisión, hay que elogiar también la acción política de los diputados europeos. Cuando se trata de agricultura, han sido de los primeros en plantear las preocupaciones e interrogantes de la comunidad agraria y forestal, actuando como intermediarios y moderando muchas propuestas. Por eso es esencial que los partidos políticos y los votantes lleven al Parlamento a eurodiputados que trabajen en estos temas y conozcan personalmente los problemas a los que se enfrentan la agricultura y las zonas rurales europeas. Estamos convencidos de que esta cuestión de la brecha rural/urbana debe abordarse a escala europea. 

Durante el próximo mandato y en el contexto geopolítico actual, tres sectores harán posible la soberanía europea: la energía, la defensa y la agricultura. Sin esta soberanía, la UE no podrá afirmarse plenamente en el mundo y seguirá dependiendo de otras potencias. Por ello, la agricultura, la silvicultura y el movimiento cooperativo deben volver a ocupar un lugar eminentemente estratégico en el centro de la reflexión europea. 

La próxima legislatura tendrá que responder a un número creciente de retos, entre los que figuran la integración de Ucrania en la UE, la renovación de las generaciones agrarias, los desafíos del cambio climático y la biodiversidad, la salvaguardia de nuestro modelo agrario para garantizar nuestra seguridad alimentaria y la coherencia de nuestras políticas comerciales y de mercado interior. No se pueden dar respuestas simplistas a estas cuestiones, y sólo un planteamiento concertado, basado en escuchar más de cerca a los agricultores y demás agentes de la cadena alimentaria, nos permitirá avanzar. 

Los agricultores se cuentan sin duda entre los europeos más conscientes de la importancia de la UE, no sólo por las ayudas que reciben para la renta, la inversión y la transición, sino también por las oportunidades comerciales que ofrecen el mercado único y las normas comunes elaboradas por la UE. La agricultura siempre ha desempeñado un papel vital en el corazón de nuestra Unión, porque la seguridad alimentaria es ante todo una garantía de paz y estabilidad. 

Ante la decepción de los británicos tras el Brexit y la esperanza de que nuevos países soliciten su adhesión a la UE, hoy estamos convencidos de que, por encima de todo, ¡necesitamos "más Europa"! Con el fin de proporcionar una fuerte legitimidad para la acción, y para garantizar que la voz de los agricultores y la población rural se escuche en el próximo Parlamento y en la Comisión, es esencial hoy, incluso más que ayer, que los agricultores europeos se involucren y voten. 

¡Elijamos a los eurodiputados que confirmarán el cambio de rumbo y de paradigma agrícola en Bruselas! 

  

Christiane Lambert, Presidenta del COPA 

Lennart Nilsson, Presidente de la COGECA 

Xylella fastidiosa, control de vectores, quinto aviso de tratamiento por la aparición de ninfas sobre vegetación espontánea

Como actualización de datos del aviso de fecha 23 de abril de 2024 (consultar enlace web), se informa que en todas las áreas se han observado tanto espumas de tipo C de las ninfas de los insectos vectores como adultos de nueva generación sobre vegetación espontánea, salvo en la zona alta de Tàrbena-Castell de Castells-Guadalest. De estas zonas donde se ha constatado presencia adultos de nueva generación, en la de costa Marina Baixa ha sido también sobre cultivo.

AVA-ASAJA denuncia que España deniega un herbicida del arroz que sí autorizan Italia y Portugal

Valencia, 8 de mayo de 2024. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) arremete contra el Gobierno español por denegar la autorización excepcional de la materia activa profoxydim, que se emplea como herbicida en el cultivo del arroz contra las malas hierbas Echinochloa y Leptochloa, a pesar de que esa misma sustancia sí ha sido autorizada esta campaña por los gobiernos de Italia y de Portugal.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, considera “inaudito que nuestro Gobierno, con la ministra de Intransigencia Ecológica Teresa Ribera como enemiga número uno del campo español y con el ministro de Agricultura Luis Planas como vulgar cómplice de sus atropellos, siga empeñado en legislar por ideología pseudoecologista. Si dos países europeos como Italia y Portugal, con unas particularidades climáticas y agronómicas tan similares a las de España, han dado luz verde a la autorización excepcional de esta materia activa, nuestro Gobierno debería explicar por qué motivo no lo autoriza también. Una vez más su filosofía nos resta competitividad, lo que va a causar un encarecimiento de los costes de producción y, por tanto, del precio de nuestro arroz y un abandono de las explotaciones que, en este caso, pone en peligro la preservación de parques naturales de gran valor medioambiental como La Albufera y la Marjal de Pego-Oliva”.

El responsable de la sectorial del arroz, José Pascual Fortea, afirma que “las malas hierbas se han convertido en un problema extraordinario para los arroceros a medida que nuestros políticos han ido prohibiendo el uso de cada vez más materias fitosanitarias. En 2021 el Ministerio de Agricultura dio marcha atrás a la autorización excepcional de productos fitosanitarios a base de propanil, la materia más eficaz frente a las malas hierbas en el arroz, y ahora complica aún más la viabilidad del cultivo con la denegación del profoxydim. Esta decisión, ya por sí misma negativa, nos resulta especialmente indignante porque sí se sigue permitiendo no sólo en los países terceros, que siempre son una competencia desleal, sino también en los países vecinos de la Unión Europea que cumplen la misma legislación fitosanitaria que nosotros”.

A este respecto, el Gobierno francés acaba de anunciar que dejará de añadir prohibiciones de materias fitosanitarias a las que imponga la UE. Asimismo, Francia no aplicará nuevas prohibiciones a menos que se ofrezca una alternativa a los agricultores, es decir, un producto o una práctica que sea equivalente en términos de eficacia que el tratamiento que tenga que ser suprimido. “Parece que los políticos españoles quieren ser más papistas que el papa e ir más allá de lo que impone la normativa europea, el problema es que se están quedando solos en su error y lo pagaremos los españoles, tanto los productores como los consumidores”, concluye Aguado. 

 

Curso para renovar el carné de usuario profesional de productos fitosanitarios

Documento reivindicativo 'Agricultura, cuestión de Estado'

Agricultura, cuestión de Estado

Unidad de acción: soluciones concretas para el campo

Política Agrícola Común (PAC):

1.- Una simplificación real de la PAC y eliminación de burocracia para agricultores y ganaderos.   Desde el punto de vista del agricultor y ganadero, la nueva PAC incrementa de una forma desmesurada la complejidad regulatoria y las exigencias aplicables a la actividad agraria, constituyendo por sí mismas un impedimento para la viabilidad de la agricultura profesional e independiente constituida fundamentalmente por microempresas, además de un coste adicional.   

El Plan Estratégico de la PAC que ha preparado el Ministerio de Agricultura ha resultado decepcionante para nosotros, España desaprovecha el amplio margen de actuación que tiene para respaldar el modelo profesional y social agrario mayoritario en nuestro país y se centra de forma exclusiva en un paradigma ambiental con un enfoque burocratizado.  Es desalentador que no se reconozca el compromiso con la sostenibilidad de la actividad agraria y los avances logrados en los últimos años en métodos respetuosos con el medio ambiente, como son la producción integrada, la ecológica, el control biológico de plagas o la mejora de semillas que requieren menos tratamientos.  

Actualmente, dentro de las negociaciones con las OPAs el Ministerio de Agricultura ha propuesto medidas de simplificación y flexibilización en la aplicación de la condicionalidad reforzada de las ayudas directas de la PAC y también de algunos eco-regímenes.  Todas estas medidas suponen avances importantes sobre la situación de partida y facilitan la labor de nuestros agricultores y ganaderos.  También se ha dado carácter voluntario al cuaderno de explotación, a la vez que hay un compromiso para simplificar su contenido; y aunque existe un compromiso del MAPA, se debe seguir trabajando en conseguir una simplificación de la obligación de aportar fotografías georreferenciadas.  

No obstante, seguimos pidiendo una revisión profunda de las principales políticas de la UE (PAC, comercio y medio ambiente) que se han impuesto sin tener en cuenta al sector primario.   

Comercio Internacional: 

2.- Cumplimiento estricto de los acuerdos comerciales e introducción de las cláusulas espejo en los mismos. Las importaciones de productos agrarios y agroalimentarios a la UE sin cumplir las normativas europeas, reduciendo los precios internos y ejerciendo una competencia desleal, generan grandes impactos y un problema de competitividad en los agricultores y cooperativas.  Los acuerdos de Libre comercio generan impactos negativos en los agricultores y al mismo tiempo no tener las mismas reglas de juego genera una competitividad desigual en los mercados internacionales, en materia ambiental y social. En el comercio internacional y sobre las importaciones, es necesario establecer unas reglas productivas coherentes con la normativa de la UE, y esto no se cumple. Por otro lado, hay que asegurar un control efectivo y un respeto real de las importaciones con las normas comunitarias, observamos que en muchas ocasiones no se respetan los contingentes acordados ni se activan los mecanismos necesarios cuando se detectan alertas sanitarias en frontera. Proponemos la creación de una Comisión Permanente sobre importaciones. 

Cadena alimentaria:

3.- El objetivo de esta Ley de la Cadena Alimentaria debe ser garantizar la rentabilidad de las explotaciones agrarias, pero es muy difícil con regulaciones diferentes dentro de la UE, sin medidas de regulación de mercado y de protección de la producción europea en frontera.  El Observatorio de la Cadena Alimentaria debe ser un instrumento de transparencia y referencia del mercado.  

Debe respetarse el modelo de empresa cooperativa agroalimentaria, sacando del ámbito de actuación de la ley la relación entre el socio y su cooperativa, ampliamente regulada ya en su legislación específica estatal y de las CCAA. A efectos del registro de contratos alimentarios, las cooperativas agroalimentarias deben tener el mismo tratamiento que el resto de modelos empresariales, para evitar la desventaja competitiva que se está generando en estos momentos.   

Agua:

4.- El Gobierno debe apostar de forma decidida por una Política hidráulica con inversiones en infraestructuras. La situación que vive el campo es desastrosa debido al déficit hídrico por la falta de lluvias, la mala gestión de los recursos hídricos en las distintas cuencas y la falta de inversiones en infraestructuras durante décadas impide que, cuando llueve, esa agua pueda ser almacenada para utilizarla en épocas de escasez. Los agricultores no pueden mantener los niveles de producción y esto incide en el empleo en las cooperativas, que son las empresas que mantienen la economía en los pueblos. Es necesaria una apuesta decidida por el agua a nivel político, que incluya todas las fuentes posibles fruto de una estrategia consensuada entre administraciones, el agua no puede seguir siendo el arma arrojadiza entre distintas siglas políticas. 

Concienciar de la importancia del regadío como sistema productivo, superando una imagen distorsionada de lo que significa y representa. Mejorar su imagen pública, y concienciar sobre su potencial productivo: un tercio de la tierra de labor supone dos tercios de la producción final agrícola.  

Ganadería:

5.- Reconocer la importancia de la ganadería extensiva e intensiva. El sector ganadero debe ser respetado y protegido ante ataques infundados. Están siempre en la diana de campañas de desprestigio que vinculan al sector con el calentamiento global o con enfermedades graves. La ganadería extensiva y el pastoreo es el mejor cortafuegos frente a las catástrofes ambientales, y la intensiva es una ganadería de precisión y eficiente que necesita de altas inversiones en impacto medioambiental y bienestar animal que las hace estar a la vanguardia del mercado mundial.  Cualquier normativa que afecte a los sectores ganaderos, como las normativas de bienestar animal en granja y en transporte que se pretenden modificar en la UE, deben contar con estudios de impacto y debatirse bajo criterios de evidencia científica, no pueden poner en peligro la viabilidad económica y la competitividad de las explotaciones, especialmente en un mercado abierto.  

Por otra parte, no podemos aceptar que las normativas españolas, en sanidad animal, bienestar animal, transporte, etc. incluyan exigencias que van más allá que las de la UE. Rechazamos en ese sentido el plan sanitario integral, veterinario de explotación, etc. 

Trabajo:

6.- Adaptación de la Reforma Laboral a las necesidades del campo por circunstancias de producción: aplicación de los contratos de 90 días en las campañas agrarias cuando haya necesidades de producción que lo requieran. Bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social ante la subida del SMI. 

Se deben contemplar las particularidades del empleo agrario, que es de carácter temporal porque las campañas son limitadas en el tiempo, pero eso no significa precariedad laboral. Además, exige un estudio profundo y de fondo referido tanto a la mano de obra como a las cargas sociales, y también coherencia y cooperación entre los diferentes ministerios activos en la materia, trabajo, migraciones e interior. También exigimos la reducción de cargas sociales, bonificaciones a los empresarios agrarios en seguridad social ante las continuas subidas reiteradas del SMI, el 54% en los últimos años, así como la adaptación y aplicación de los contratos de 90 días de la reforma laboral para las campañas agrícolas. 

Relevo generacional:

7.- Medidas de apoyo reales al relevo generacional. Es necesario respaldar la incorporación de jóvenes hombres y mujeres a la actividad agraria y ganadera con medidas políticas, dándole prioridad en la concesión de ayudas, y económicas con bonificaciones. Además, este reto exige no sólo asegurar la incorporación de los jóvenes al campo, sino también su permanencia, a través de la profesionalización y conseguir la rentabilidad de sus explotaciones. Para ello se debe fomentar su incorporación a empresas cooperativas agroalimentarias, así como activar programas de incentivación de jubilaciones anticipadas y transmisión de explotaciones a este colectivo. El relevo generacional es un reto estructural que necesita de una estrategia que vaya más allá del apoyo económico, dando prestigio a los profesionales del sector primario a través de la inversión en programas de formación y en servicios en las zonas rurales que las hagan más atractivas para la llegada y permanencia de las nuevas generaciones.   

Financiación y sequía:

8.- Poner a disposición líneas de financiación bonificadas para 2024 (la actual línea ICO-MAPA-SAECA permite bonificar de forma general el 12 % del principal de los préstamos, y el 15% en el caso de los de las explotaciones ganaderas) para los sectores y territorios más afectados por la sequía, incluyendo aquellos agricultores de regadío afectados por la reducción de sus dotaciones. En este último caso, refinanciación de la amortización de los préstamos de modernización de los agricultores de regadío afectados por reducción de al menos un 50% de su dotación. 

Las ayudas directas son necesarias para afrontar la sequía en consonancia con los costes de producción actuales, así como por el impacto en la comercialización de muchas cooperativas por la falta de producción. Aunque la cesta de la compra al consumidor haya alcanzado precios récord, la rentabilidad de las explotaciones brilla por su ausencia. El incremento de los costes productivos, unido a la merma de cosechas por la sequía, está llevando al sector a una situación límite, pues cuentan con la mitad de cosecha que les ha costado el doble producirla.  

Por otro lado, las empresas cooperativas agroalimentarias deben contar con líneas de ayudas y de financiación propias para poder afrontar la falta de abastecimiento de sus productores socios, puesto que es una estructura con costes fijos que no pueden mantenerse sin producto que comercializar. Asimismo, las líneas de financiación bonificada aprobada deben adaptarse también a la realidad cooperativa, siendo sus límites máximos actuales claramente insuficientes para este modelo. 

Fiscalidad:

9.- Adaptación de los límites de la Estimación Objetiva del IRPF (módulos) a 300.000 € en el sector agrario debido a la inflación de precios. 

Medidas para los agricultores y ganaderos en Estimación Directa del IRPF (incremento gastos de difícil justificación [10%], revisión amortizaciones, …) 

Seguros agrarios:

10.- Garantizar el presupuesto necesario para cubrir las necesidades derivadas de los compromisos que se indican a continuación en seguros agrarios. 

Atender la siniestralidad extraordinaria provocada por el cambio climático con fondos fuera del Seguro Agrario Combinado (SAC). Es IMPRESCINDIBLE separar los daños normales e indemnizaciones de los extraordinarios consecuencia del cambio climático. El Gobierno debe asegurar que estas indemnizaciones son atendidas con recursos ajenos al SAC. Asegurar la corresponsabilidad de las CCAA en el apoyo al SAC.  

Revisar el actual sistema de subvenciones fijado en el Plan de seguros agrarios combinados. Con el objetivo de definir las explotaciones prioritarias a la hora de destinar los fondos públicos. Se debe garantizar que los profesionales, jóvenes y socios de OPs (SS) lleguen al 70% de subvención.  

Es preciso redefinir la subvención adicional por contratación colectiva (se trata de que los agricultores que contraten en colectivos que tengan asesoramiento a explotaciones, canalicen sus demandas a la Comisión general de ENESA, les apoye en la peritación, desarrollen programas de apoyo y fomento al seguro agrario, el colectivo tenga actividades más allá del seguro agrario… tengan 6 puntos de bonificación adicional).  

Medio ambiente:

11.- Adaptar los compromisos y agenda del Pacto Verde a la realidad económica y social del sector productor.  El factor humano es clave para avanzar hacia la sostenibilidad medioambiental. Los agricultores y ganaderos somos conscientes de nuestro papel como defensores de la tierra, y reconocemos la necesidad de continuar adoptando prácticas agrícolas sostenibles que promuevan la biodiversidad y la protección de hábitats. El sector productor es el responsable de aplicar todas las normativas que nos lleven a conseguir una sostenibilidad medioambiental, por lo que exigimos un diálogo continuado con el sector sobre los objetivos a conseguir, unos plazos posibles para cumplirlos, una financiación pública suficiente que compense los bienes públicos producidos que no paga el mercado y una coherencia entre las políticas medioambientales, por un lado, y las económicas y comerciales por otro. Por ello pedimos que se tenga en cuenta el papel de la agricultura y ganadería en las zonas rurales como parte esencial en la conservación del medio ambiente. Sin embargo, la ley de la restauración de la naturaleza pretende suprimir la agricultura en determinadas zonas protegidas, algo inaceptable para nosotros.  

Fauna salvaje:

12.- Suspensión de la inclusión del lobo en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial (LESPRE). 

Firman:

Pedro Barato, presidente de ASAJA

Miguel Padilla, secretario general de COAG

Ángel Villafranca, presidente de Cooperativas Agroalimentarias de España

AVA-ASAJA apoya las reivindicaciones de ASAJA, COAG y Cooperativas para el sector agrario

Valencia, 7 de mayo de 2024. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) apoya el documento reivindicativo ‘Agricultura: cuestión de Estado” que presentaron hoy las organizaciones profesionales agrarias ASAJA y COAG, junto a Cooperativas Agroalimentarias de España, para trasladar al Gobierno central sus soluciones concretas para el sector agrario.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, afirmó que “las 43 propuestas que el ministro de agricultura Luis Planas puso encima de la mesa estaban por concretar y resultaban claramente insuficientes. ASAJA y COAG no las firmaron porque, además, no entraron a negociar otros ministerios con importantes competencias en el sector como sí ocurrió en Francia o la propia Unión Europea. Este documento consensuado entre las organizaciones y cooperativas que Planas ha dejado fuera de las negociaciones por no firmar sí contempla las medidas que necesitan los agricultores y ganaderos”. El dirigente valenciano destacó entre las exigencias “menos burocracia, menos exigencias, una investigación de la cadena alimentaria y de las importaciones de países terceros para garantizar precios dignos a los productores y empezar a definir la futura Política Agrícola Común (PAC) a partir de 2027”.

El informe conjunto establece como prioridades la simplificación real de la PAC y la eliminación de burocracia, el cumplimiento estricto de los acuerdos comerciales y la introducción de las cláusulas espejo, una Ley de la Cadena Alimentaria que vele por la rentabilidad de las explotaciones agrarias, una política hidráulica con inversiones en infraestructuras, el reconocimiento de la importancia de la ganadería extensiva e intensiva, la adaptación de la Reforma Laboral a las necesidades del campo, medidas de apoyo reales al relevo generacional, la puesta a disposición de líneas de financiación bonificadas para los sectores y territorios más afectados por la sequía, un mayor presupuesto a los seguros agrarios, adaptar los compromisos y la agenda del Pacto Verde a la realidad económica y social del sector productor y suprimir la ley de la restauración de la naturaleza.

Durante la presentación del documento, el presidente de ASAJA, Pedro Barato, declaró que “bienvenidas sean las flexibilizaciones de la PAC, las cuales nos decían que eran imposibles, pero aún son pocas y algunas únicamente para este año. La PAC del futuro debe sufrir un cambio radical, con menos restricciones, menos prohibiciones y unas políticas medioambientales y comerciales que no pongan en cuestión la labor esencial de los agricultores y ganaderos”.

Barato subrayó que “la ganadería es la gran ausente de las medidas de Planas. Basta ya de que las administraciones hagan la vida imposible a los ganaderos en materia de saneamiento, bienestar animal, etc. Si el foro que hay convocado la semana que viene no atiende nuestras demandas, retomaremos las movilizaciones”. El presidente de ASAJA también solicitó “un plan de choque con ayudas directas a todos los sectores, especialmente a los cerealistas que están padeciendo cotizaciones ruinosas a causa de la competencia desleal”.

Respecto a temas medioambientales, Barato lamentó que “mal vamos mientras no se contemple en primer lugar al agricultor, que es parte fundamental de la solución. Qué mala suerte hemos tenido con las personas que han dirigido el medioambiente, sobre todo con la ministra Teresa Ribera con la que no tenemos ninguna interlocución. Si Ribera, que va camino de ser la Comisaria de Medio Ambiente, mantiene el mismo desprecio hacia el sector agrario que hasta ahora, es para estar preocupados”. Entre los asuntos más criticados destacaron la fauna salvaje, que está causando importantes daños en la agricultura y la ganadería, y el agua, para lo que pide al Gobierno “una apuesta decidida por una política hídrica del siglo XXI, con infraestructuras, innovación y consenso”.

 

Curso para obtener el carné de usuario profesional CUALIFICADO de productos fitosanitarios

Curso para renovar el carné de usuario profesional de productos fitosanitarios

AVA-ASAJA facilita el reparto de Fosfato Diamónico para el trampeo masivo contra la Mosca del Olivo

Con motivo de la campaña contra Bactrocera oleae Gmelin., la Conselleria de Agricultura, Ganadería y Pesca facilitará a los agricultores el atrayente alimenticio (fosfato diamónico) para su utilización en el interior de las trampas, tanto para cultivos ecológicos como para convencionales.

 

Volver