Movilizaciones

La máxima prioridad de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) es la reivindicación en defensa de los intereses de los agricultores y ganaderos de la Comunitat Valenciana, así como la interlocución con las administraciones para trasladar las demandas del sector. Durante los últimos cuatro años, AVA-ASAJA ha convocado, bien de manera particular, bien de manera conjunta con el resto de organizaciones profesionales agrarias y cooperativas, más de 20 actos de protestas. Desde grandes tractoradas en el centro de Valencia hasta la histórica manifestación del 20M en Madrid, con la asistencia de más de medio millón de personas en 2022, pasando por camionadas y concentraciones a lo largo de las comarcas valencianas. Este año, coincidiendo con la ola de movilizaciones en otros países europeos que hasta ahora estaban más callados, AVA-ASAJA ha retomado un potente calendario de movilizaciones de la mano de todo el sector agrario para reclamar un cambio radical de las políticas agrarias y medioambientales de la Unión Europea que recuperen la preferencia comunitaria, la reciprocidad con las importaciones, la reducción de burocracia y el control de plagas y enfermedades, entre otras reivindicaciones.

 

Agricultores valencianos de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) se unieron a la manifestación de Madrid, con un crespón negro en recuerdo a las víctimas del incendio de Campanar, junto a cientos de tractores y más de 15.000 agricultores, ganaderos y pescadores de todas las comunidades autónomas, colapsando el centro de la ciudad. Bajo el lema “El campo exige apoyo, respeto y reconocimiento”, la marcha recorrió las principales avenidas del centro de la capital, partiendo desde el Ministerio Agricultura hasta la oficina de la Comisión Europea. En esta movilización, que coincidía con la reunión del Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, el sector ha demandado a todas las administraciones “respuestas rápidas y estructurales a la crisis actual a la que se enfrenta el sector agrario“.

Más de 300 tractores venidos desde el norte y el sur de Valencia confluyeron hoy en el Edificio del Reloj del Puerto de Valencia, junto a 3.000 personas asistentes, para exigir a todas las administraciones “un cambio radical de las políticas agrarias y ambientales de la Unión Europea que están hundiendo la rentabilidad de los productores y poniendo en peligro la soberanía alimentaria europea”.

Cerca de 400 tractores participaron en las tres marchas convocadas por los agricultores de la provincia el pasado viernes 16 de febrero que, sin incidentes, discurrieron por carreteras secundarias paralelas a las autovías A-31 (Alicante-Albacete) y A-7 (autovía del Mediterráneo).

La prohibición del Tribunal Superior de Justicia de permitir tractoradas por el itinerario previsto obligó a 250 vehículos agrícolas en San Isidro, 120 en Villena y 50 en Planes, a movilizarse por caminos y núcleos urbanos. Estas manifestaciones han tenido como principal punto de protesta el polígono industrial de La Granadina, en San Isidro, donde han acudido la mitad de los tractores, unos 200.

Tras arrojar al suelo unos 8.000 kilogramos de limones en protesta por sus bajos precios, desde allí se dirigieron a muy baja velocidad por la carretera N-340 hasta los alrededores de un centro comercial de Orihuela, donde se concentraron.

Los 120 tractores que secundaron la marcha convocada junto a la autovía que comunica Alicante con la meseta (la A-31), a la altura de Sax, sí pudieron acceder al interior de la ciudad de destino, Villena, sin incidentes y tras un recorrido por una carretera de servicio junto a la autovía. El resto de unidades participaron en la marcha convocada en Planes y que recorrió algunas pequeñas poblaciones del interior alicantino, ante el aplauso de muchos de sus vecinos.

 

Las principales organizaciones agrarias de la Comunitat Valenciana -Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), ASAJA Alicante, LA UNIÓ Llauradora i Ramadera, la Coordinadora Campesina del País Valenciano (CCPV-COAG) y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA-PV)-, con el apoyo de las Cooperativas Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana, han organizado hoy en el puerto de Castellón la que es la primera movilización conjunta del sector para denunciar la competencia desleal y la entrada de plagas y enfermedades. Agricultores y ganaderos vaciaron cajas con banderas de países terceros que contenían mandarinas en protesta contra la entrada de plagas y enfermedades como el cotonet, la falsa polilla, el HLB o la mancha negra que han introducido países terceros o que amenazan con llegar a Europa sin los controles debidos.

Cientos de agricultores de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y otras organizaciones agrarias y cooperativas de la comarca de Utiel-Requena han realizado hoy una ‘hoguera del vino’ en Caudete de las Fuentes contra “el plan preconcebido de Bruselas para matarnos a los agricultores y ganaderos europeos y sustituirnos por las importaciones procedentes de países terceros que tienen los mismos derechos que los Estados Miembros pero no tienen las mismas obligaciones laborales, fiscales, fitosanitarias o medioambientales”, tal como ha asegurado el presidente de AVA-ASAJA Cristóbal Aguado.

Una reducida representación de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y La Unió Llauradora i Ramadera, tras desautorizar la concentración inicial la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana, han protestado hoy frente al centro comercial de El Saler en Valencia contra los acuerdos comerciales que la UE está suscribiendo con países terceros por la falta de reciprocidad y el fomento de una competencia desleal de las importaciones agrarias que provocan una grave crisis de rentabilidad de los agricultores y ganaderos europeos.

Una concentración de unos 150 expropiados de Parc Sagunt II, sobre cuyos terrenos se construirá la gigafactoría de Volkswagen, se reunieron en Puçol, respaldados por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y LA UNIÓ Llauradora, para protestar por la “ignominia en el trato de las administraciones hacia los agricultores” y para denunciar que “si no se alcanza una solución urgente, las movilizaciones continuarán de cara a la campaña electoral”. Un día antes del acto de colocación de la primera piedra de Volkswagen presidido por el rey Felipe VI, los expropiados pretendían quemar una falla reivindicativa pero, al no autorizarles dicha ‘cremà’, han prendido fuego a una caja con carteles de manera simbólica y han decidido donar el ninot a la Comisión Picaio de Puçol que se había quedado sin terminar todo el monumento por incumplimiento del artista. Bajo el lema “Sí a Volkswagen, pero no a costa del bolsillo de los agricultores”, AVA-ASAJA y LA UNIÓ han solicitado a la Generalitat Valenciana y el Gobierno central que retiren las demandas interpuestas por la vía Contencioso-Administrativa del Tribunal Superior de Justicia y acepten pagar el justiprecio marcado por el jurado provincial de expropiación a los propietarios.

Un centenar de agricultores convocados por las principales organizaciones profesionales agrarias de la Comunitat Valenciana –la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), LA UNIÓ Llauradora i Ramadera y Jóvenes Agricultores-ASAJA Alicante– se concentraron en El Puig para protestar contra los mayores recortes de garantías y derechos en los 40 años de historia del seguro agrario en España y, en este sentido, para pedir al nuevo director general de Agroseguro, Sergio de Andrés Osorio, un acuerdo encaminado a recuperar y ampliar coberturas tanto en la línea de cítricos como en el resto de las producciones agropecuarias.

La sectorial apícola de AVA-ASAJA, junto a otras organizaciones y entidades del sector de la Comunitat Valenciana, organizó un acto de protesta frente a la Conselleria de Agricultura con una gran ‘camionada’.

Más de un centenar de camiones, furgonetas y vehículos particulares han partido desde Quart de Poblet con destino a la ciudad de Valencia, ocasionando problemas de circulación en la entrada de la Avenida del Cid y alrededor de la Ciutat Administrativa Nou d’Octubre. Allí mismo los representantes del colectivo han extendido una pancarta y han trasladado sus reivindicaciones a administraciones y medios de comunicación.

El sector apícola reivindica un plan de choque con medidas de apoyo inmediatas y contundentes que garantice la viabilidad de los apicultores: ayudas agroambientales dignas, ayudas directas de 25 euros por colmena y no a la ‘pinyolà’.

Asimismo, critica la competencia desleal que supone la miel procedente de países terceros, sobre todo China, que presiona los precios en origen a la baja pese a tener una peor calidad y un mayor impacto medioambiental. No en vano, las ventas nacionales, que están muy paradas por estas importaciones, sitúan las cotizaciones en unos 3,2 euros por kilo, cuando los costes de producción superan los 4 euros por kilo. En consecuencia, el sector apícola exige reciprocidad y un etiquetado que distinga claramente el producto de proximidad.

 

Concentración de agricultores y ganaderos ante el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico en protesta por las “políticas  tremendamente lesivas y los ataques injustificados” al sector agrario que está llevando a cabo este ministerio en materia energética, hidráulica y de protección de especies. El incremento desmesurado de los costes energéticos y en especial  las tarifas eléctricas a las que tienen que hacer frente los agricultores y ganaderos y que hacen inviable el sostenimiento de las explotaciones agrarias, así como la NO aplicación de la doble potencia que este Gobierno ha aprobado ya en dos ocasiones,  son las primeras razones de la protesta.

Página 1 de 2

 

Volver