AVA-ASAJA congrega a las principales empresas de agronutrientes para abordar los aspectos fundamentales de la bioestimulación de los cítricos

El uso de los bioestimulantes experimenta una tendencia creciente en la agricultura valenciana debido a las exigencias de reducción de abonos de síntesis que establecen las normativas europeas y a los resultados positivos que están obteniendo universidades y empresas en sus aplicaciones. En este contexto, una jornada organizada por la Asociación  Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) en la Finca Sinyent mostró a los citricultores las últimas novedades de estas tecnologías que ayudan a las plantas a mejorar la eficiencia en el uso de fertilizantes y tolerar diversos estreses, de la mano de las principales empresas del sector.

Tras la inauguración del presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, el investigador del IBMCP-UPV-CSIC, José Miguel Mulet, introdujo la importancia de los bioestimulantes en un marco regulatorio europeo en el cual “autorizar una molécula sintética es una heroicidad pero, en cambio, autorizar extractos naturales es fácil”. Los primeros ensayos del IBMP-UPV-CSIC en laboratorio e invernadero han demostrado un incremento del 10% de la producción e incluso de hasta el 30% en cultivos hortícolas que sufren salinidad. Anunció que van a iniciar ensayos en campo en la Finca Sinyent sobre cultivos leñosos como cítricos.

El investigador de la Universitat Jaume I de Castelló, Eugenio Llorens, explicó que los bioestimulantes permiten movilizar nutrientes como el fósforo (el 99% está inmovilizado en el suelo) o el potasio (sólo el 10% es absorbido por la planta). Los cítricos tienen una alta dependencia de las microrrizas ya que presentan un sistema radicular muy rudimentario; de hecho, los plantones de naranjos con ensayos de microrrizas incrementan su tamaño. Con la financiación de la Diputación de Castellón, la UJI ha investigado los efectos en parcelas citrícolas en convencional y ecológico en la provincia. Algunas bacterias han sido aisladas de nuestras condiciones edafoclimáticas y presentan un efecto directo sobre la fotosíntesis de la planta.

La primera parte del evento la concluyó SIPCAM con una ponencia sobre el cuajado de los cítricos. SIPCAM explicó el uso de fitohormonas vegetales y su influencia en el reparto de alimento en un momento tan crítico como es la floración-cuajado. Recalcó la necesidad de entender el funcionamiento de productos de este tipo y adecuar el número de tratamientos a las condiciones de la campaña y la variedad. La estrategia de SIPCAM busca cumplir con la demanda del comercio, que se centra principalmente en buenos calibres y homogeneidad de la cosecha.

Dando inicio a la segunda parte del evento, FERTINAGRO BIOTECH hizo hincapié en generar un buen conocimiento del suelo y saber utilizar las herramientas tecnológicas que ofrecen las empresas para aumentar la rentabilidad de los planes de abonado. Para FERTINAGRO, la sincronización entre la cesión de los nutrientes del suelo y la necesidad fisiológica de los cultivos es la clave de la eficiencia. En sus múltiples ensayos, algunos de ellos realizados en la finca Sinyent, la empresa trabaja para aumentar la eficiencia en el uso de nitrógeno, entre otros nutrientes. Este ratio indica la cantidad de producto comercializable generado por kilo de nitrógeno aplicado al suelo.

CERTIS BELCHIM presentó una estrategia para la bioestimulación de cítricos basada en la regeneración de suelos mediante la activación de la microbiota del mismo y la estimulación de la planta según el momento fenológico del cultivo. En esta línea, CERTIS BELCHIM presentó los resultados del proyecto Growing for the Future, realizado en la Finca Sinyent, donde la estrategia completa de bioestimulación de mandarinos ha presentado un mayor porcentaje de calibres comerciales, un incremento en el peso medio del fruto y un adelanto en cuanto al índice de color y madurez interna de la fruta. Estos datos son los resultados de tres campañas consecutivas de la aplicación de la estrategia.

Por su parte, AGROMÉTODOS planteó un programa de bioestimulación en línea con las cuatro etapas principales de los cítricos: brotación de primavera, floración y cuajado, desarrollo del fruto y madurez. Para cada etapa, la estrategia se centra en el uso de productos que favorecen la producción de sustancias elicitoras y antioxidantes con actividad regeneradora y protectora frente a estreses. Concretamente, para el periodo de floración y cuajado AGROMÉTODOS apuesta por la aplicación exógena de compuestos naturales ricos en citoquininas, que favorecen el desarrollo de frutos partenocárpicos. Finalmente, la empresa abordó un problema importante como son las fisiopatías de los cítricos y presentó resultados de estudios basados en productos de sílice y calcio.

Siguiendo con las ponencias, BRANDT EUROPE presentó una estrategia con un alto componente en protección del cultivo junto con una tecnología innovadora basada en el uso de azúcares-alcoholes para facilitar la absorción y la traslocación en el interior de la planta. La prolina es un osmoprotector que juega un papel fundamental en la activación metabólica y en la resistencia a diferentes tipos de estrés. Es esencial que la planta disponga de ella, como inducir la síntesis de sus precursores. Finalmente, BRANDT EUROPE insiste en que la efectividad de la translocación de un fertilizante foliar depende de su movilidad real por el floema. Los fertilizantes foliares con base en azúcares, tendrán una mayor posibilidad de traslocación. Más del 80% de la savia elaborada en base seca son azúcares y, por lo tanto, el tejido floemático al identificar azúcares en su estructura, los movilizará mucho más fácil y rápidamente.

CORTEVA presentó un bioestimulante basado en un consorcio microbiano compuesto por cuatro microorganismos. El contacto de estas bacterias con las raíces produce fitohormonas que estimulan el crecimiento de las raíces y mejoran la absorción de agua y nutrientes. Además, el consorcio presentado trabaja en la fijación de nitrógeno atmosférico, la solubilización de fósforo y potasio, la producción de sideróforos (esencial para la producción de quelantes de hierro) y otras actividades relacionadas con compuestos enzimáticos. En los estudios presentados, la aplicación de esta tecnología se traduce en una mejora de las medidas fisiológicas de la planta, una mayor cobertura foliar y estimulación de la raíz y un incremento en la producción por superficie de copa evaluada.

Para finalizar el evento, PROBELTE presentó la estrategia de la compañía para la mejora de la eficiencia nutricional de los cítricos. La empresa demostró mediante los resultados en los ensayos de campo que el uso de un producto basado en dos microorganismos con beneficios sinérgicos, es capaz de suplir una reducción del 50% de la fertilización habitual. La eficiencia del producto se basa en distintos aspectos como: el incremento de la biodiversidad del suelo tras la aplicación, la promoción de microorganismos productores de fitohormonas y el aumento de consorcios microbianos implicados en la mejor adaptación al estrés. Por último, PROBELTE instó a generar confianza en el sector para el uso de estas tecnologías que llevan detrás años de investigación, desarrollo y eficacia testada.

Puedes descargar a continuación todas las ponencias. 

Descargar archivos adjuntos:

 

 

 

Volver