Valora este artículo
(1 Voto)

Curiosa cuanto menos me ha resultado la visita a Fruit Logistica, la feria hortofrutícola más importante del mundo cuya última edición tuvo lugar del 5 al 7 de abril en Berlín. Sabíamos que iba a ser diferente, tras la suspensión de 2021 por la pandemia y con la celebración de 2022 en plena guerra de Ucrania y con una escalada histórica de los costes de producción. Sin embargo, las impresiones con las que vuelvo no me dejan indiferente porque he detectado cambios de tendencias de mayor repercusión para nuestra agricultura. 

Como siempre, los países europeos de gran visión mercantil, como Países Bajos, Francia o Italia, estaban bastante resaltados. Del mismo modo, había un impulso muy fuerte por parte de países sudamericanos, como Perú, Colombia, Brasil, Ecuador o Argentina, que han apostado por unos stands más espectaculares y mantenían movimientos de contactos extraordinarios. España ha sido una zona más tranquila y algo menos visitada, quizás por el diseño de la propia entrada de la feria.

Valoro positivamente el apoyo de la Generalitat Valenciana, con la asistencia de una delegación encabezada por el presidente Ximo Puig y acompañado por la consellera Mireia Mollà y otros representantes de la conselleria. Me gustó la luminosidad de los salones de Murcia y Andalucía, que daban una mayor vitalidad comercial y de imagen a sus empresas, pero lamentablemente no fue la tónica general de nuestro país donde hubo espacios con menos brillo y actividad.

Todos están haciendo un esfuerzo en marketing para presentar sus productos de manera diferenciada. Dentro de Europa, que es nuestro mercado de proximidad, España debe significar que aporta un producto con más frescura, calidad, seguridad alimentaria y respeto con el medio ambiente, ya que tiene una menor huella de carbono en comparación con importaciones producidas con estándares de sostenibilidad más laxos y transportadas desde miles de kilómetros. No obstante, por lo visto en Berlín, eché de menos ese mayor ímpetu de España por lograr una visibilidad que responda a su realidad de comercio exterior, principalmente en Europa pero también en el resto del mundo. Posiblemente esa falta de apuesta sea por la mayor implicación en Fruit Attraction, donde la presencia española es más potente.

Otra observación a destacar es que, en la mayoría de países y stands, es la primera vez que la citricultura aparece de forma tan testimonial. Otras frutas y hortalizas estaban muy promocionadas visualmente, destacando sus propiedades nutricionales que las ponen de moda dentro de las dietas saludables. El aguacate ha sido el rey de la feria y otros cultivos subtropicales crecen a paso firme. A excepción de casos admirables como el stand de Sicilia, donde la naranja roja ocupa mucho protagonismo, la feria pasaba bastante de largo de los cítricos.

En fin, Berlín nos deja una feria casi postpandémica con cambios curiosos que deberíamos tener muy en cuenta si queremos mantener un sector hortofrutícola de referencia que genere prosperidad, preserve nuestro territorio y garantice la soberanía alimentaria.

Valora este artículo
(1 Voto)

Valencia, 5 de abril de 2022. Las adversidades climáticas no dan tregua al campo valenciano. Si en la segunda quincena de marzo las lluvias persistentes ocasionaron importantes mermas de producción, la ola de frío ártico que ha azotado la Comunitat Valenciana desde el fin de semana ha sumado nuevos daños de gravedad en numerosos cultivos.

Valora este artículo
(1 Voto)

Valencia, 29 de marzo de 2022. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) denuncia una oleada de robos en numerosos campos del término municipal de Manises durante el último temporal de lluvias, aprovechando los ladrones la menor presencia de agricultores en sus huertos para cometer los hurtos sin ser vistos. La gran mayoría de los robos se centran en puertas metálicas, vallas que rodean las explotaciones e incluso persianas enrollables, es decir, en el hierro y otras materias primas cuyas cotizaciones están experimentando un considerable encarecimiento con motivo de la pandemia y la guerra en Ucrania.

Valora este artículo
(1 Voto)

La tormenta perfecta desatada por los desajustes globales de la pandemia, la guerra en Ucrania y el paro del transporte ha colocado algunos sectores económicos en números rojos, incapaces de repercutir una escalada histórica de los costes de producción a los precios que perciben. Pues bien, esa situación momentáneamente ruinosa de vender a pérdidas es exactamente la misma que el sector agrario está sufriendo, y no ahora, sino desde hace muchos años. Lo que para algunos camioneros o pescadores constituye una crisis nunca antes vista, para muchos agricultores y ganaderos se vuelve un problema de rentabilidad endémico. Y prueba de ello es la gran mancha marrón de campos abandonados (la Comunitat Valenciana es el farolillo rojo de España, con cerca de 165.000 hectáreas dejadas de cultivar, y España lo es de Europa) y el cierre de dos granjas cada día.

Es lamentable que el Gobierno solo acceda a tomar medidas cuando hay violencia en las calles. Y, en cambio, ante la manifestación más multitudinaria de la historia que el mundo rural convocó el pasado 20 de marzo en Madrid, el Gobierno no mueva un dedo. A este paso, el país que se nos va a quedar va a parecer la separación de castas de La India, donde unos sectores disfrutan de pagas aseguradas por vida y otros, como los agricultores y ganaderos, son parias maltratados por políticas de moqueta y condenados, en última instancia, a la desaparición.

Entre las perlas de estos últimos días, me quedo con unas declaraciones de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, alegando que quienes están a favor de bajar los impuestos en esta coyuntura extraordinaria no les importa el Estado de Bienestar. ¿Qué Estado de Bienestar es el que se sustenta sobre los “cadáveres” amontonados de aquellas personas del campo que se ven obligadas a abandonar sus explotaciones y morirse de asco?

Señores políticos, a ver si lo entienden sin que lleguemos a emplear la violencia: no nos molesta pagar impuestos y contribuir al Estado de Bienestar, siempre que a la hora de hacer cuentas el beneficio por la venta de nuestras cosechas nos permita vivir dignamente. La cuestión es si queremos o no un sector agrario capaz de garantizar la soberanía alimentaria para no depender de países terceros, de generar riqueza y de cuidar el territorio y el medio ambiente. ¿Acaso no comprenden que no puede haber sostenibilidad en un negocio a pérdidas? ¿Es este el Estado de Bienestar que desea la ciudadanía, mantenido a costa de triturar a los colectivos económicos más débiles?

Valora este artículo
(1 Voto)

Valencia, 23 de marzo de 2022. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) advierte de que la persistencia de precipitaciones puede acabar ocasionando graves daños en algunos cultivos de la Comunitat Valenciana –sobre todo cítricos, hortalizas, frutas de hueso y almendras– debido al exceso de humedad en las explotaciones, los ataques de hongos y la interrupción de las labores para garantizar el adecuado desarrollo de las producciones vegetales.

Valora este artículo
(1 Voto)

El 20MRural es día histórico para el campo español. Más de 800.000 personas inundaron ayer Madrid para mostrar su apoyo al mundo rural y contra las políticas que están asfixiando al campo y las actividades y costumbres ligadas a él. El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, aseguró que esta manifestación, que culmina la campaña de movilizaciones del sector agrario durante los últimos meses en toda España, pasará a la historia por la cantidad extraordinaria de gente y por el clamor de desesperación y reivindicación del campo”.

Valora este artículo
(1 Voto)

Valencia, 16 de marzo de 2022. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) critica duramente que el paquete de medidas aprobadas en el real decreto-ley del Gobierno para apoyar al sector agrario frente a la sequía no aplica la posibilidad de contratar la doble tarifa eléctrica de riego al año, una reivindicación histórica de AVA-ASAJA que el Ministerio de Agricultura había publicado en la última reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria pero que sigue sin poner en marcha a pesar de la grave escalada de costes de producción y la crisis de rentabilidad que atraviesan los agricultores y ganaderos.

Valora este artículo
(1 Voto)

Madrid, 15 de marzo de 2022. Los organizadores de la manifestación del Mundo Rural convocada el próximo 20 de marzo en Madrid (ASAJA, COAG, UPA, Real Federación Española de Caza (RFEC), Oficina Nacional de la Caza (ONC), Alianza Rural, Unión de Criadores del Toro de Lidia (UCTL), Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (FENACORE) y Cooperativas Agro-alimentarias) han realizado un llamamiento a toda la población española comprometida con la supervivencia del campo porque, aseguran, el futuro del campo es cosa de todos.

A la cita se prevé la asistencia de más de 200.000 personas provenientes de todos los puntos del país, especialmente de aquellas zonas en las que actividades ligadas al medio rural como la agricultura, la ganadería o la caza son una fuente principal de subsistencia y desarrollo.

En este sentido, se espera la llegada de más de 1.500 autobuses movilizados por distintas organizaciones, entidades y particulares del mundo rural, para lo que se ha preparado un dispositivo histórico que garantice la llegada segura y escalonada de todos los participantes.

Pero los organizadores quieren extender la participación a cualquier persona que quiera defender un mundo rural vivo, puesto que el abandono del campo no solo afecta a quienes viven en él, sino a toda la sociedad que consume sus productos, respira el oxígeno de sus plantas y disfruta de su tranquilidad cuando busca descanso.

La cita comenzará a las 11:00 horas en la Plaza Emperador Carlos V, frente al Ministerio de Agricultura, tras haber tenido que cambiar el recorrido ante la previsión de asistencia masiva de manifestantes. Recorrerá el Paseo de la Castellana para llegar a la Fuente de San Juan de la Cruz, a las puertas del Ministerio de Transición Ecológica, administración responsable de muchos de los problemas que afectan al campo.

Para las organizaciones promotoras de la manifestación, es muy importante que toda la sociedad, también quienes viven en las ciudades y están más alejados del campo, se una al mundo rural y muestren su apoyo y fuerza a unos sectores que son vitales para el país y que están cada día más asfixiados.

Por otro lado, las organizaciones convocantes han recalcado el carácter apolítico de la movilización, ya que el verdadero protagonista de la manifestación es el campo español y todo el mundo rural.

Es el momento de unir nuestras voces frente a unas políticas ineficaces que están dando la espalda a quienes trabajan día a día para llenar las neveras de todos los españoles y para cuidar de un medio ambiente que todos necesitamos y del que todos disfrutamos.

Valora este artículo
(1 Voto)

Dentro de su firme apuesta por la profesionalización de los jóvenes agricultores, AVA-ASAJA ha colaborado en el programa CULTIVA que facilita la transferencia de conocimientos a través de breves estancias formativas en explotaciones modélicas desde el punto de vista productivo, de la gestión técnica y económica, del manejo de los condicionantes ambientales o de la incorporación de las nuevas tecnologías.

Del 8 al 12 de marzo el asociado de AVA-ASAJA Toni Sinisterra mostró al agricultor de Peñaflor (Sevilla) Antonio Ángel Bravo su finca citrícola de Godelleta, que consta de 45 hanegadas con variedades tanto de mandarinas como de naranjas. “Además de la producción, me ha interesado mucho la comercialización de venta directa que ha abierto para poder vivir dignamente de la agricultura”, subrayó Bravo. Por su parte, Sinisterra destacó que “los consumidores aprecian una naranja de proximidad recién cogida por su mayor frescura y calidad, pero ese trabajo debe obtener una remuneración digna”.

La estancia formativa incluyó una visita profesional a la Finca Sinyent –donde los jóvenes agricultores descubrieron los últimos ensayos con nuevas variedades, patrones y técnicas de cultivo–, a la sede central de AVA-ASAJA –donde el responsable de los servicios técnicos José Francisco Sales detalló diversos asuntos de actualidad para el colectivo– y a la comunidad de regantes Pozo de la Sierra en Torrent –donde asistieron a una reunión de miembros para conocer su gestión diaria.

Un total de 33 jóvenes agricultores y ganaderos de España están disfrutando de este tipo de experiencias formativas en 11 explotaciones modelo de ASAJA situadas en las provincias de Valencia, Ciudad Real, Murcia, Salamanca y Teruel.

Financiado por el Ministerio de Agricultura, el programa CULTIVA pretende dotar de recursos formativos a jóvenes agricultores frente a los muchos problemas que afectan al sector agrario del territorio español como el despoblamiento de las zonas rurales o la falta de continuidad generacional en las explotaciones, los cuales amenazan seriamente el futuro de este sector.

Página 6 de 119

Volver