Valora este artículo
(1 Voto)

València, 21 de julio de 2022. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y La Unió de Llauradors i Ramaders (LA UNIÓ) se han reunido esta mañana con la Consellera de Agricultura, Mireia Mollà, y con el secretario autonómico, Roger Llanes, para abordar las principales reivindicaciones del sector en el tramo final de la legislatura. Hace dos años las organizaciones agrarias en su conjunto presentaron una hoja de ruta de la cual todavía quedan numerosos aspectos por abordar. Por ello, AVA-ASAJA y LA UNIÓ han reclamado a la Conselleria que realice un esfuerzo y dé respuesta urgente a las principales problemáticas a las que se enfrenta el sector agrario valenciano, especialmente aquellas destinadas a lograr que los precios que perciben los agricultores estén por encima de los costes de producción.

Valora este artículo
(1 Voto)

Valencia, 20 de julio de 2022. Las estadísticas oficiales corroboran el envejecimiento de la población agraria y la falta de relevo generacional que padece el sector agrario español y que lidera la Comunitat Valenciana. Un estudio elaborado por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) a partir de los datos del Censo Agrario 2020 del Gobierno revela que la Comunitat Valenciana registra la edad media de los jefes de explotaciones agrarias más alta de España con 64,4 años. La edad media agraria nacional está tres puntos por debajo, con 61,4 años. En cuanto al resto de comunidades con un elevado número de titulares agropecuarios, preocupa la edad media de Galicia (63,6 años), Castilla-La Mancha (62,6), Extremadura (61,52), Cataluña (60,95), Castilla y León (60,76), Región de Murcia (60,72), Andalucía (60,45) y Aragón (60,07).

Valora este artículo
(1 Voto)

Valencia, 19 de julio de 2022. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) denuncia que de la citricultura viven todos los eslabones de la cadena menos el agricultor, prueba de ello es la venta de naranjas valencianas de la variedad Lane Late a 4,99 € el kilo en una cadena comercial de Madrid esta semana.

Valora este artículo
(1 Voto)

Valencia, 15 de julio de 2022. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) denuncia que las primeras operaciones de compraventa que empiezan a formalizar agricultores y operadores comerciales de cara a la próxima campaña citrícola establecen unos precios en origen que se sitúan hasta un 30% por debajo de los costes medios de producción.

Valora este artículo
(1 Voto)

Valencia, 14 de julio de 2022. La reactivación de la cláusula de salvaguarda del arroz europeo frente a las importaciones de Camboya y Myanmar, que en mayo contó con el voto favorable del Parlamento Europeo, corre el riesgo de no salir adelante a causa del bloqueo que mantienen Estados Miembros del norte de Europa. A través del COPA-COGECA –entidad que aglutina las principales organizaciones agrarias y cooperativas de la Unión Europea (UE)– la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) insta a estos países a dejar de oponerse a un mecanismo arancelario “necesario para frenar las importaciones masivas que cuentan con una ventaja competitiva y evitar así el hundimiento de los precios de los arroceros europeos”.

Valora este artículo
(1 Voto)

Una delegación de Utiel-Requena de AVA-ASAJA, encabezada por su representante comarcal Luis Julián Pérez, visitó algunas de las principales áreas golpeadas por el pedrisco junto a la Conselleria de Agricultura y Agroseguro para mostrarles sobre el terreno los cuantiosos daños sufridos, especialmente en el cultivo de la viña, y solicitarles directamente el máximo apoyo a los agricultores afectados.

Durante la primera visita, el pasado viernes, la organización agraria recorrió parcelas de Requena y Caudete de las Fuentes con el director general de Agricultura, Toni Quintana, y el alcalde de Requena, Mario Sánchez. AVA-ASAJA insistió en la necesidad de que, en caso de que haya riesgos no cubiertos por el seguro contratado, las administraciones habiliten ayudas directas, subvenciones para apoyar los tratamientos fungicidas y medidas fiscales en aras de aliviar las pérdidas ocasionadas por las tormentas de pedrisco de la semana pasada.

En una segunda visita, realizada esta mañana, AVA-ASAJA expuso al director territorial de Levante de Agroseguro, Manuel González, la reivindicación de agilizar las peritaciones con el objeto de abonar las correspondientes indemnizaciones a los agricultores afectados.

Asimismo, AVA-ASAJA pide a Agroseguro que compense económicamente a aquellos viticultores que, a causa de los graves daños ocasionados por el pedrisco de este año, van a tener una drástica reducción de cosecha el año que viene.

Valora este artículo
(1 Voto)

Valencia, 8 de julio de 2022. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha detectado los primeros focos de la avispilla del almendro (Eurytoma amygdalii Enderlein) en explotaciones de la comarca de Los Serranos, en la zona noroeste de la provincia de Valencia y, en este sentido, alerta de que esta peligrosa plaga continúa su expansión hasta el extremo de haber llegado prácticamente a todas las zonas productoras de almendro de la Comunitat Valenciana.

El hecho de que los focos se encuentren en varias parcelas de distintas variedades distribuidas junto a carreteras o caminos rurales hace presagiar que las avispillas se hayan trasladado a través de vehículos procedentes de otras zonas con presencia de la plaga. AVA-ASAJA ya ha informado a la Conselleria de Agricultura de este nuevo avance de la avispilla del almendro y ha solicitado la colaboración de sus técnicos para explicar a los agricultores de la comarca los métodos de prevención y control a efectuar de cara a las próximas campañas.

La organización agraria advierte de que la nueva plaga supone “la puntilla” para los productores afectados, después de que el frío y las lluvias persistentes en primavera provocaran una merma del 70% de la producción de la presente temporada. Según las primeras evaluaciones realizadas a pie de campo por asociados de AVA-ASAJA, la avispilla del almendro afecta al 15% de las almendras que se habían salvado y, por tanto, el descenso de la futura cosecha podría elevarse al 85% respecto a la producción potencial.

La propia Generalitat Valenciana ha ido publicando en el DOGV el avance de la avispilla del almendro desde su entrada a la Comunitat en 2015. Las primeras comarcas afectadas fueron el Valle de Cofrentes-Ayora y la Plana de Utiel-Requena (2015). Dos años después la plaga se había extendido al Alto y Medio Vinalopó (2017) y progresivamente al Alto Palancia, la Hoya de Buñol, La Ribera Alta, la Vall d’Albaida, l’Alacantí, la Marina Baixa y l’Alcoià (2020).

Valora este artículo
(1 Voto)

Artículo de opinión de Celestino Recatalá, presidente de ASOPROA y vicepresidente de AVA-ASAJA

 

En la era del kilómetro cero, la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático, encontrar aguacates valencianos en los lineales de Carrefour debería ser lo más normal del mundo pero, para sorpresa e indignación de productores y consumidores, es toda una excepción. Si vas a la mayoría de cadenas de supermercados lo único que ofertan son aguacates procedentes de Perú u otro país sudamericano situado a más de 8.000 kilómetros. Y no porque aquí ya no haya, todo lo contrario, aún quedan toneladas de aguacates de la variedad Lamb Hass en perfectas condiciones que siguen colgando de nuestros árboles porque los intermediarios los dejan fuera de sus planes de compra. 

La iniciativa de Carrefour es un primer paso que la Asociación de Productores de Aguacates (ASOPROA) ha alcanzado tras haber denunciado este despropósito tanto públicamente como durante sendas reuniones presenciales con Carrefour y otras cadenas de la gran distribución a lo largo de las últimas semanas. Es evidente que este logro no resulta en absoluto suficiente y falta mucho camino –no solo en este tramo final de la campaña local sino también de cara a las próximas temporadas– para conseguir que las empresas comercializadoras apuesten de una manera preferente y permanente por el aguacate de proximidad.

La diferenciación del aguacate valenciano y español ha sido una prioridad para ASOPROA desde su constitución en 2019 en el seno de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA). Nos parece fundamental que el consumidor identifique de un golpe de vista nuestro producto y le reconozca el valor añadido que efectivamente posee. Si todavía hay alguien que no lo sepa yo se lo confirmo: nuestro aguacate garantiza los máximos estándares del planeta en trazabilidad, seguridad alimentaria, sostenibilidad medioambiental y, por supuesto, en calidad y frescura. No hay un aguacate con menor huella de carbono que el cultivado aquí, tanto por las estrictas exigencias establecidas a los productores europeos como por el mínimo transporte a un mercado comunitario que tenemos al lado.

Por su parte, las importaciones procedentes de países terceros no cumplen necesariamente todas las exigencias europeas y necesariamente comportan un mayor impacto sobre el medioambiente. Solo hay que fijarse en los 30 o 40 días que tardan en llegar a Europa en barcos que, a diferencia del catamarán de Greta Thunberg, contaminan desprendiendo toneladas de CO2. O en los problemas ecológicos que su cultivo ocasiona en zonas con déficit hídrico y riesgo de erosión, mientras en Valencia los agricultores emplean la misma cantidad de agua para regar los campos de aguacates que cuando tenían naranjos.

Las últimas detecciones del Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (RASFF) suman otro hándicap a los aguacates foráneos en materia de seguridad alimentaria. En lo que llevamos de año contabilizamos tres interceptaciones de envíos de aguacates originarios de Perú con niveles de sustancias que superan los Límites Máximos de Residuos (LMR) permitidos en la Unión Europea. Incluso en algún caso se trata de aguacates ecológicos, por lo que la notificación alcanza la consideración de “grave”.

Con esta comparativa, creemos que si un punto de venta expusiera aguacates de proximidad a un lado y aguacates foráneos al otro, muchos consumidores elegirían los primeros. Por frescura, por sabor, por salud, por medioambiente. Además de que la diferencia de precio no es tan significativa.

El problema, como decía al principio, es que los consumidores no están teniendo ni siquiera la posibilidad de elegir por la negativa de algunos supermercados a ofrecer el aguacate de proximidad. Esta campaña que acaba es la primera en la Comunidad Valenciana con graves problemas de comercialización y precios bajos. Hasta ahora las perspectivas habían sido muy positivas y lo razonable es que lo siguieran siendo al haber más demanda que oferta local.

Lo explico con datos. A pesar de la expansión del cultivo en los últimos años, la Comunidad Valenciana apenas tiene 2.835 hectáreas que producen en torno a 6.000 toneladas de aguacates. En el conjunto de España, con 20.485 hectáreas, la producción ha llegado este año a 115.000 toneladas. Pues con esa cantidad, por mucho que haya crecido, únicamente hemos llegado a cubrir un 15% del mercado europeo cuya demanda también ha continuado subiendo. Las proyecciones internacionales indican que el crecimiento de la oferta va a superar en breve al crecimiento de la demanda, pero, aún así, los consumidores europeos podrían comerse todos los aguacates españoles y todavía les faltarían de fuera para satisfacer sus compras.

Lo que queremos es que nuestros aguacates no se queden pudriéndose en los campos y que sean expuestos en las tiendas mediante una clara diferenciación respecto a los aguacates importados de otras procedencias. Tal como anunciamos durante la II Jornada del Cultivo del Aguacate celebrada en Valencia, ASOPROA llama a la unidad de todo el sector –productores, comercializadores, distribuidores y administraciones– para impulsar una marca de calidad que identifique nuestro aguacate y la creación de una interprofesional que acceda a subvenciones europeas con las que impulsar campañas ambiciosas de promoción. Tenemos un producto mejor y mejor tenemos que venderlo. Solo así podremos garantizar precios dignos a todos los eslabones de la cadena en el futuro y, por tanto, la sostenibilidad de su cultivo.

Valora este artículo
(1 Voto)

Valencia, 7 de julio de 2022. Las desgracias nunca vienen solas. Cuando aún no se había dado por estabilizado el incendio en Venta del Moro, la comarca de Utiel-Requena sufrió esta semana nuevas adversidades en forma de pedrisco, acompañado de fuertes rachas de viento, que causaron daños de diversa gravedad en la agricultura. Según las primeras estimaciones de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), la tormenta de granizo del lunes por la tarde afectó a 1.000 hectáreas en Sinarcas, Camporrobles y Utiel (partida La Torre), mientras que un nuevo temporal golpeó anoche unas 5.000 hectáreas de cultivo, principalmente viña, de las cuales 2.000 hectáreas alcanzaron un grado de afección del 80% e incluso 500 hectáreas llegaron al 100% de la producción.

Página 2 de 119

Volver