AVA-ASAJA consigue que el Gobierno mantenga las tarifas eléctricas especiales para riego

 

 

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), y su organización nacional (ASAJA), han conseguido que, tras varios meses de gestiones, el Gobierno central haya decidido mantener las tarifas eléctricas especiales para riego prorrogando el sistema actual durante un año, en concreto hasta el 1 de julio de 2008, aunque oficialmente todavía no se ha realizado ningún anuncio al respecto.

 

La intención de los responsables del Ministerio de Industria era suprimir las condiciones económicas especiales de las que se beneficia el campo a partir del 1 de enero de este año, aunque el trabajo de AVA y ASAJA hizo que las tarifas se prorrogaran durante seis meses, un periodo que finaliza el próximo 1 de julio. 

 

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, ha valorado positivamente la intención del ejecutivo central aunque exige que la medida sea definitiva, porque hasta ahora sólo se han aplicado soluciones puntuales. “Los agricultores estamos teniendo los peores precios de la historia y lo mínimo que podría hacer el Gobierno es reconocer nuestras especiales características para no asfixiarnos más con los gastos que tenemos que soportar y a los que ya no podemos hacer frente con rentas que están a niveles de hace décadas”. 

 

Según el dirigente agrario “nuestra necesidad de contratación es muy irregular porque cuando regamos necesitamos muchos kilovatios pero cuando llueve o en invierno nuestra demanda es mucho menor, por lo que no nos pueden exigir que paguemos durante todo el año por algo que no gastamos”. 

 

Aguado ha puntualizado que “la desaparición de esta tarifa supondría un sobrecoste que los agricultores no podríamos soportar lo que, unido a la baja rentabilidad del campo, agravaría la crisis existente obligándonos a muchos a abandonar la actividad”. 

 

En cualquier caso la moratoria de supresión de las tarifas especiales para riego deberá de publicarse en el Boletín Oficial del Estado con anterioridad al 1 de julio, día en que vence la prórroga actual.

Volver