FUVAMA exige que las energías renovables repercutan en la renta de los agricultores y ganaderos

El presidente de la Fundación Agricultura y Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana (FUVAMA), Celestino Recatalá, reclamó que el aprovechamiento de las energías renovables repercuta directamente en la renta de los agricultores y ganaderos. Recatalá hizo estas declaraciones durante la Jornada “Agricultura y energías renovables” celebrada ayer en el Hotel Sidi Saler con la colaboración de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA).

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, clausuró una jornada que contó con un gran éxito de participación, puesto que asistieron más de 200 agricultores y ganaderos de todas las comarcas valencianas. Aguado aseguró que “se nos abre una puerta con nuevas expectativas para el sector agrario”. 

 

El encargado de inaugurar el acto fue Eduardo Primo, Director General de Investigación, Desarrollo e Innovación Agropecuaria, de la CAPA, quien coincidió con AVA y su fundación FUVAMA en que este tipo de energías suponen “una oportunidad para ayudar a paliar la gravísima crisis de precios”. 

 

El Jefe de Servicio de Producción y Sanidad Animal, Manuel Lázaro, profundizó en la viabilidad de extraer la máxima rentabilidad energética de la agricultura y ganadería. En este sentido, el ponente hizo hincapié en el nuevo Plan de subvenciones tanto a la construcción de instalaciones como a la venta de energía. En algunos casos, las ayudas han aumentado un 400%. 

 

Por su parte, el Jefe del departamento de Calidad y Medioambiente del centro tecnológico AINIA, Andrés Pascual, explicó que las energías renovables pueden valorizar los residuos agroalimentarios, cuya gestión se ha convertido en un obstáculo para la competitividad del sector ganadero.  El Director del Instituto Universitario de Ingeniería de los Alimentos, Pedro Fito, abordó la reconversión de los residuos en elementos de alto valor añadido, como bioetanol, aceites esenciales o agua purificada.  

 

En la Comunitat Valenciana se vierten 2.000.000 de toneladas de corteza de cítricos cada año sin gestión energética y, para Fito, se trata de “una importante cantidad de desechos que, en lugar de costar dinero y contaminar, pueden valorizarse y contribuir a aumentar la rentabilidad del sector”. Finalmente, el empresario José Antonio Linares se adentró en el mundo empresarial de la energía solar fotovoltaica, explicando el funcionamiento y, sobre todo, las inversiones, costes y beneficios de un huerto solar.   

Volver