Aguado apela a la responsabilidad de todos para reconducir la situación de la agricultura desde la unidad

El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado, ha apelado hoy “a la responsabilidad de todos porque sólo desde la unidad podremos reconducir la grave crisis que atraviesa la agricultura”. Ante más de 1.200 mujeres de la provincia de Valencia, Aguado ha denunciado que “en supermercados se vende masivamente fruta de terceros países de menor calidad que está hundiendo el precio de nuestros cítricos”.

 

 

El presidente de AVA-ASAJA ha instado a decir “basta ya al abandono de campos, a precios de ruina y a la dejadez de las administraciones”. Aguado ha insistido en que “las mujeres cada vez son más protagonistas del medio rural, y su papel debe ser defender la dignidad del campo”. 

 

Marian Corbí, presidenta de la Sectorial de Mujeres (AVAMFAR) ha animado a las mujeres rurales a buscar “nuevas fórmulas para vender mejor nuestros productos agrarios”. “La situación que estamos soportando es insostenible y no podemos permitir que se juegue con nuestro modo de vida, con la agricultura valenciana”, concluyó Corbí. 

 

Según estimaciones de AVAMFAR, los 5 millones de mujeres rurales representan el 15% de la sociedad española. No en vano, uno de cada cuatro titulares de explotaciones agrarias es mujer. Además, su jornada diaria es un 25% más larga que la de los varones, lo que repercute negativamente en la salud y en la calidad de vida. 

 

La consellera de Agricultura, Maritina Hernández, ha clausurado el acto considerando que esta Jornada le da “una inyección de moral y una mayor exigencia para defender los intereses del campo”. “La última gran revolución social la hemos hecho las mujeres”, destacó Hernández, “y debemos seguir creyendo en nuestras posibilidades para encarar el futuro”. Hernández ha subrayado “la exigencia y responsabilidad” al ocupar su cargo, siendo hija de un dirigente agrario emblemático como Vicent Hernández. 

 

Por su parte, la Directora General de la Mujer y por la Igualdad, Celia Ortega, se ha comprometido a escuchar todas las demandas y conclusiones de la Jornada de AVA-ASAJA. Ortega ha anunciado que desde su departamento promocionará los planes de igualdad tanto en los organismos oficiales como en las empresas. De hecho, AVAMFAR asegura que cada vez son más las mujeres rurales que encuentran en el autoempleo su ingreso al mercado laboral. 

 

En su ponencia, el presidente de INSVACOR, Rafael Rodríguez, ha lamentado que la Comunitat Valenciana es, junto a Andalucía, la autonomía con más enfermedades cardiovasculares, lo que significa que no potenciamos la dieta mediterránea y, en concreto, el consumo de productos autóctonos como el vino. Este cardiólogo ha estimado que “cada once minutos se producirán dos muertes por enfermedad cardiovascular en los próximos diez años en la Comunitat Valenciana”. 

 

Rodríguez ha asegurado que “el consumo diario de frutas disminuye un 27% el riesgo de enfermedad cardiovascular”, por lo que ha reiterado que “los valencianos tenemos la solución a la puerta de casa, en la huerta”. Sin embargo, la Comunitat se encuentra por debajo de la media española en consumo de frutas, hortalizas y aceite de oliva. 

 

Miguel Juan Delhom ha moderado una mesa redonda formada por el catedrático de la UPV-ETSIA, Ricardo José Server, el presidente de CEVEN, Damián Cuartero, y el presidente de la Lonja de Cereales de Ciudad Real, Agustín Miranda. Delhom habló de “situación de vergüenza, indigna y de falta de respeto a los agricultores”, puesto que “alguien está administrando el poder de los productores, y no precisamente en su beneficio”. 

 

Ricardo Server ha reivindicado organismos como el Observatorio de Precios ante la falta de mecanismos que ordenan el mercado agrario. “El agricultor está desprotegido, es el eslabón de la cadena agroalimentaria más importante pero al mismo tiempo el que corre un mayor riesgo”, ha afirmado Server. 

 

Cuartero ha señalado que los productores han de unirse en torno a una gran plataforma para ofertar sus productos porque “la única solución pasa por concentrar la oferta”. Tres grandes grupos de comercialización “dominan cada vez más cuota de mercado y deciden el precio que paga el consumidor por las frutas y hortalizas y presionan los precios en origen a la baja aprovechando la atomización del comercio”, según Cuartero.  

 

Miranda ha denunciado márgenes comerciales “muy altos”, destacando la gran diferencia entre el precio que recibe el agricultor y el que paga el consumidor. Tras explicar el funcionamiento de una lonja de precios, Miranda ha insistido en la necesidad de revitalizar una lonja en Valencia como brilló en el siglo XV.

Volver