Las exportaciones valencianas caen por primera vez desde abril del año pasado

 
E. Pérez, Valencia 
Junio ha supuesto una fractura en la trayectoria ascendente de las exportaciones valencianas. Ese mes, la Comunitat vendió mercancía al exterior por valor de 1.655 millones de euros, un 5,3% menos que un año antes. Por su parte, las importaciones de productos se dispararon un 26,2% en el mismo periodo y alcanzaron un valor de 2.108 millones de euros. Es el segundo mes consecutivo que las compras al exterior superan los 2.000 millones de euros en volumen –en mayo ascendieron a 2.053 millones–.

Las ventas valencianas al exterior no registraban un saldo interanual negativo desde abril de 2006, cuando se produjo una caída del 20,9% en las exportaciones, que alcanzaron un volumen de 1.159 millones de euros.

La evolución comercial de la provincia de Valencia ha sido clave para desestabilizar la balanza autonómica. Es la única provincia que redujo las exportaciones en el mes de junio y en un volumen (-15,5%) que fue imposible de compensar con el alza de las ventas al exterior en Alicante y Castellón (ambas repuntaron un 12,7%). Por su parte, las importaciones crecieron en las tres provincias, en torno al 20% en Alicante y Valencia y un 15% en Castellón.

Primer semestre
La evolución comercial en junio ha vuelto a teñir de rojo la balanza valenciana, que presenta un saldo negativo de 452 millones de euros. En la primera mitad del año sólo hubo superávit en marzo, al reducirse las importaciones un 11,6% y subir levemente las exportaciones.

Pese al dato de junio, la buena marcha de las ventas valencianas a terceros en el primer semestre ha permitido que, en el acumulado, las exportaciones aumenten un 6,6% su volumen. En ese periodo, las importaciones crecieron un 10,9% y situaron el déficit en 1.223 millones.

No todas las provincias tienen déficit comercial. De hecho sólo Valencia –que concentra el mayor movimiento comercial– acumula hasta junio un saldo negativo (-2.068 millones), mientras que Alicante tiene una cuenta positiva de 145.000 euros y Castellón de 699.000 euros.

La Comunitat Valenciana no es la única región que vio reducir sus exportaciones en junio. Otras siete autonomías están en la misma situación, aunque sólo una, Andalucía, tiene un volumen similar de ventas al exterior. Regiones exportadoras como Cataluña, Madrid, Galicia o País Vasco mejoraron el dato del año anterior.

En cuanto a importaciones, sólo Cataluña y Madrid acumulan en junio mayor volumen que las valencianas, aunque presentan incrementos interanuales inferiores (10%) en el caso catalán, y descensos (-9,4%) en el madrileño.

China, al alza
La balanza comercial del primer semestre confirma el repunte del mercado asiático, tanto como destino de las exportaciones valencianas como origen de las compras de mercancía. Es, tras la UE –con importaciones por valor de 6.000 millones–, el segundo mercado donde la Comunitat se nutre de producto, que superó los 2.500 millones de euros.

Y la tendencia es al alza, incluso por encima del crecimiento de la UE (9,7%). Las importaciones asiáticas aumentaron hasta junio un 13,8%, sobre todo por el repunte de China (45%). No obstante, el principal proveedor valenciano es Alemania, donde compraron mercancía valorada en 1.500 millones, un 19% más.

Aunque la UE es el suministrador más importante de la Comunitat, es también el primer cliente, con ventas por encima de los 6.800 millones (Francia es el primer comprador, con adquisiciones de 1.408 millones, un 7% más). Sin embargo, la balanza comercial con Asia arroja un saldo negativo de 1.800 millones, ya que la Comunitat vendió mercancía por 756 millones. El destino fundamental fue Oriente Medio y China, donde adquirieron producto valenciano por 127 millones, un 24% más que en el primer semestre de 2006.

Volver