AVA denuncia robos de maquinaria y cableado en casetas y pozos que impiden el riego en verano

 La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) denuncia cuatro robos cometidos durante la noche del miércoles al jueves en casetas y pozos de riego en la Safor. Los agricultores afectados, asociados de AVA-ASAJA, ven amenazados sus cultivos porque los robos les impiden regar por goteo en las próximas semanas del verano. Los delincuentes han robado maquinaria, equipamientos informáticos y otros utensilios y materiales que hay en las casetas y pozos de riego.

 

Según estimaciones de técnicos de la organización agraria, se han extraído más de 1.000 metros de cableado para la posterior venta de cobre. 

 

Aunque este tipo de delitos se produce en toda la provincia de Valencia, cabe destacar este delito múltiple, pues los cuatro pozos de riego se hallan en un kilómetro cuadrado, en el término municipal de Almiserá, y en la cuarta caseta los delincuentes solo abrieron las puertas porque solo quince días antes ya había sido desvalijada. 

 

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, expresó “la impotencia y la desesperación que reina en el campo”. Aguado reiteró que “esta situación clama al cielo” y criticó “la elevada permisividad de la legislación española con la delincuencia en comparación con el resto de Europa”. 

 

Aguado reclamó “una mayor vigilancia tanto en estas zonas agrícolas, a través de un número mayor de agentes, como en los centros de recepción de cableado y maquinaria, para atajar esta proliferación insostenible de robos”.

Volver