Notas de prensa

A continuación se encuentran a su disposición todas las notas de prensa emitidas por AVA-ASAJA desde enero de 2004. 

2 de diciembre de 2022.- El Grupo de Trabajo Autonómico de Frutos Secos (GTA FS); constituido por AVA-ASAJA, LA UNIÓ Llauradora, ASAJA Alicante, UPA, COAG, Cooperatives Agro-alimentàries y AEOFRUSE, estima que la producción de almendra en grano en la Comunitat Valenciana se situará alrededor de 4.283 toneladas, lo que supone un descenso medio respecto de la campaña anterior del 55%. Esta previsión supone una bajada del 12% sobre la que se realizó ya en el mes de junio, por lo que la realidad aún ha superado las peores perspectivas que existían.

La reducción media en el Estado español se prevé que sea del 40%, por lo que el descenso en la Comunitat Valenciana se sitúa 15 puntos por encima de la media nacional.

Estos datos no hacen más que confirmar la permanente reducción, año tras año, de la producción de almendras en nuestra Comunitat (la reducción respecto de la media de los últimos 20 años es del 35%). A pesar de que las nuevas plantaciones tienen un mayor rendimiento, el decremento permanente de la cosecha constata la destrucción imparable, si no se pone remedio, del almendro tradicional valenciano. Este abandono, centrado en las comarcas de secano más desfavorecidas, acentúa el despoblamiento rural y la destrucción de un patrimonio agrícola de todos los valencianos.

Las previsiones por provincias, aunque con porcentajes distintos, también se caracterizan por este descenso generalizado de la producción. En la provincia de Alicante se prevé un descenso del 46% y en Castellón y Valencia, los descensos previstos serán del 60 y 62%, respectivamente

La constatación del control del mercado, ejercido por unos pocos operadores, se comprueba con los precios percibidos por los agricultores. En relación con la campaña pasada, los productores cobran casi 30 céntimos menos por kg, lo que supone un 7% menos. La única interpretación posible a esta situación catastrófica para el productor se puede explicar por el incremento de las importaciones de almendras americanas de peor calidad, que, al final, provocarán la ruina de nuestros productores.

Los productores de almendra de la Comunitat Valenciana hacen un llamamiento a la sociedad para lograr que nuestros dulces navideños, incluido el turrón, utilicen almendras producidas en la Comunitat Valenciana y rechacen aquellos que no utilizan para su elaboración almendras y miel, como mínimo nacional.

Con la aplicación de la nueva PAC, la gran mayoría de productores de frutos secos de secano de nuestro territorio van a dejar de recibir las ayudas asociadas debido a las nuevas exigencias de pendiente y pluviometría muy restrictivas, con lo que se agravaran los problemas estructurales del sector de frutos secos. El sector considera imprescindible que esta ayuda se modifique y se amplie el presupuesto destinado a los frutos secos.

También considera un agravio que en las ayudas establecidas por la crisis de Ucrania no se contemplen los frutos secos, ya que, igual que el resto de los sectores que sí que van a recibir ayudas, este sector también cumple con los requisitos fijados y por eso exige a la Conselleria de Agricultura que en la Orden que está tramitando contemple también ayudas para el sector. 

Así mismo, las organizaciones que forman parte del GTA FS defenderán conjuntamente en el Grupo de Trabajo de Seguros Agrarios, que tiene previsto reunirse próximamente, unas propuestas, consideradas  imprescindibles y que esperan que sean apoyadas y financiadas por la Conselleria, para ajustar el seguro a las necesidades del sector de frutos secos, garantizando unas indemnizaciones adecuadas que compensen los daños económicos ocasionados por los siniestros climatológicos más generalizados entre los productores poco acostumbrados a contratar este seguro debido a lo poco atractivo que es en estos momentos.

También está previsto solicitar una reunión con la actual consellera de Agricultura, Isaura Navarro, para dar continuidad a las reuniones conjuntas entre el sector y la Conselleria y hacer un frente común para trasladar al Ministerio y, si es necesario a la UE, las principales reivindicaciones de los productores valencianos de almendra.

Valencia, 1 de diciembre de 2022. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) considera “insuficientes” las medidas fiscales dirigidas al sector agrario que hoy ha aprobado el Ministerio de Hacienda mediante la Orden HFP/1172/2022.

Entre las deficiencias detectadas por la organización agraria destaca el hecho de que el Gobierno “sigue discriminando entre los agricultores beneficiarios por los índices correctores a cultivos de regadío que utilizan energía eléctrica, ya que únicamente se podrán acoger a esta rebaja fiscal quienes riegan sus explotaciones a través de comunidades de regantes, pero Hacienda deja fuera a los agricultores que riegan desde otras entidades como cooperativas, SATs o sociedades civiles, etc.”

Otra crítica de AVA-ASAJA a la Orden del Gobierno es la revisión, para el ejercicio 2023, del tratamiento tributario de las ayudas directas desacopladas que los agricultores reciben a través de la Política Agrícola Común (PAC). Hasta ahora estas subvenciones se acumulaban a los ingresos percibidos de la venta de los cultivos para calcular sobre la cantidad total el índice de rendimiento neto, que ante situaciones excepcionales puede reducirse. La novedad publicada hoy en el BOE dicta, sin embargo, que cuando el perceptor de la ayuda directa obtenga ingresos por actividades agrícolas o ganaderas, distintos de la subvención, que supongan menos del 25% del importe total, el índice de rendimiento neto a aplicar sobre las ayudas directas será del 0,56 y, por tanto, “comportará una mayor carga fiscal a aquellos agricultores o ganaderos que sufran una pérdida importante de la producción comercializada”.

La valoración de AVA-ASAJA resulta “agridulce porque el Gobierno ha atendido algunas de las reivindicaciones que veníamos solicitando para aliviar la escalada extraordinaria de los costes de producción”. Un aspecto positivo es el incremento del 5 al 15% de la reducción general sobre el rendimiento neto de módulos para el periodo impositivo 2022 y del 5 al 10% para 2023. Adicionalmente, en ambos años el rendimiento neto podrá minorarse en el 35% del precio de adquisición del gasóleo agrícola y en el 15% del precio de los fertilizantes, siempre y cuando se aporten facturas que demuestren esas adquisiciones, lo cual no suele suceder en el caso de aquellos agricultores cuyas entidades de riego incorporan los fertilizantes en el riego y no disponen por lo tanto de facturas específicas de adquisición de fertilizantes.

Del mismo modo, Hacienda mantendrá para el periodo impositivo 2022 las modificaciones establecidas en 2021 sobre los índices correctores por piensos adquiridos a terceros y por cultivos que empleen energía eléctrica.

Volver