AVA-ASAJA elaborará un censo de productores ecológicos para ayudarles a comercializar sus cosechas

La sectorial de agricultura ecológica de AVA-ASAJA anunció durante el encuentro celebrado ayer en Valencia que va a elaborar un censo de productores y operadores ecológicos con el objeto de agrupar a este colectivo en expansión y prestarles servicios profesionales para mejorar la comercialización de sus cosechas.

Esta estrategia llevada a cabo por la organización agraria –la mayoritaria en número de agricultores ecológicos en la Comunitat Valenciana– pretende ayudar a dar el paso siempre difícil de colocar las producciones en el mercado y hacerlo, además, con el menor riesgo económico para el agricultor. Los interesados pueden dirigirse al técnico de AVA-ASAJA especializado en agricultura ecológica, Federic Martínez, al teléfono 963 804 606.

Salvador Pons de la empresa asociada Ecocamp Valencia ofreció a los asociados sus servicios de confección, envasado y contacto con clientes internacionales. Pons alertó de los problemas que pueden generarse a medida que aumenta la oferta y, en ese sentido, recomendó apostar por canales de venta más directos.

II Plan de Producción Ecológica

La sectorial contó con la asistencia del director general de Desarrollo Rural, David Torres, con el objeto de conocer las novedades que presentará el II Plan de Producción Ecológica de la Generalitat Valenciana. Tal como avanzó Torres, dicha normativa elevará “a un porcentaje mucho más elevado que el 3% actual” los productos ecológicos certificados que deberán incluir los menús contratados en colegios, hospitales y otros centros públicos. Este nuevo plan, según Torres, “incidirá en el consumo y en el mercado porque queremos que la agricultura ecológica no acabe siendo una burbuja que estalle sino que queremos prolongar su éxito”.

Por su parte, la subdirectora general de Desarrollo Rural, Calidad Alimentaria y Producción Ecológica, Isabel Gomis, informó de las principales novedades del nuevo reglamento europeo de producción ecológica que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2021. Entre sus objetivos prioritarios cabe destacar: la obligación de que los agricultores ecológicos apliquen medidas de precaución para evitar la contaminación accidental con fitosanitarios; el endurecimiento de los controles a las importaciones de terceros países, ya que deberán cumplir las mismas normas exigidas a los productores de la Unión Europea; la posibilidad de optar por la certificación grupal; en el caso de las explotaciones mixtas, se permitirá la producción simultánea de producción convencional y ecológica; y el acceso a un nuevo mercado de semillas ecológicas y otros materiales de reproducción vegetal para mejorar la biodiversidad y potenciar la innovación. 

La técnica de Idai Nature, Natalia Muñoz, dio a conocer las nuevas estrategias para el control de plagas y nutrición en agricultura ecológica. Muñoz también explicó los proyectos de investigación que se están desarrollando en la Finca Sinyent de experimentación agraria de AVA-ASAJA.

Volver